Perfiles

crecí a la sombra del recuerdo de mi padre. Él murió cuando yo era todavía muy pequeña y no guardo recuerdos racionales de él.img376a

durante mi infancia, de paseo por las calles de Jujuy el comentario de amigos y conocidos con quienes mi madre se paraba a conversar, era “es igualita al papá”… Hasta que cierto día encontré una foto en la cual me sentí reflejada. Era una foto en blanco y negro donde mi padre, muy joven, aparecía retratado de perfil. Y nuestros perfiles “eran iguales”. Me sentí identificada. La mitad de mis genes era la de él…¡y mi perfil! Por fin había encontrado una conexión, nuestra pertenencia: el perfil de nuestros rostros.

y así, durante otros cuantos años grises me abrigué en ese reflejo…

eventualmente, en 2010, la vida me enfrentó a otra foto que me conmocionó. Colores. Azules, tostados, destellos de colores brillantes, texturas, contrastes…

img290

eran otros perfiles. Estos habían sido captados por mi propio ojo (quizás también heredado de mi padre), en la búsqueda por captar las redondeces de la carita de mi hija. Y el momento quedó detenido en el tiempo y plasmado en la película fotográfica y luego en el papel…

esa foto se convirtió en mi refugio. Durante 2 años, cada vez que volvía a mirar esa foto mi mente quedaba como suspendida por algunos segundos, y luego un torbellino de preguntas estallaba en mi cabeza: ¿Ambos miran lo mismo? ¿Qué pasa por su mente en ese momento? ¿Miran al futuro? ¿Cuál es el futuro? Y trataba de discernir qué imagen era la que se reflejaba en el foco del ojo pequeño, buscando alguna clave, algo que me diera las respuestas. Nada surgía…

pero la vida misma trajo la respuesta súbitamente: el futuro llegó cómo una ráfaga helada en el frío agosto y arrasó con la vida de mi hija. Su belleza y su espíritu luchador se desvanecieron como lo hacen las flores del cerezo ante un golpe seco.

nosotros quedamos aquí, tratando vanamente de recoger y atesorar cada uno de esos pétalos, dándonos cuenta de que es imposible rearmar la flor…

esta foto continúa y será por siempre mi refugio.

mi vida queda resumida en ella.

.

19-08-2013

dedicado a jorge mendoza,

victoria abril,

ronzo.

Cara y contracara.

Me provocó una sonrisa el anverso del recorte del dario Pregón donde se hallaba publicado el poema de Ernestina Acosta –motivo de la entrada anterior de este blog–: una nota típica sobre la mayor pasión de los argentinos…

 

img367aimg369

Dos caras de una misma moneda…

La vida continúa…

Entradas relacionadas

En un recodo del paisaje, Jorge Mendoza ha muerto.

Jorge Mendoza falleció el 13 de mayo de 1973, en San Salvador de Jujuy, como consecuencia de un infarto.

Por lo que pude saber años más tarde, Jorge venía sometido a mucho estrés, como consecuencia del proyecto de ampliación del Taller de Chucalezna, la docencia, la familia y otras numerosas actividades. Asimismo, su alimentación durante años basada en comidas típicas de la región, muy calóricas y con alto porcentaje de grasas animales, deben haber jugado un papel importante para llegar a tan temprano desenlace. No faltó quien mencionara, aún sin tener evidencias, un nunca diagnosticado Mal de Chagas, enfermedad endémica de la región.

25 años después, al someterme yo a un chequeo médico, se encontró que mis niveles de colesterol eran altísimos. Luego de otros estudios me diagnosticaron Hipercolesteroleima Familiar. Con dieta, ejercicio físico y alguna que otra pastillita logré controlar la enfermedad (parece simple, pero los cambios de hábitos alimentarios y de ritmo de vida son muy difíciles de asimilar). La misma que seguramente fue la causa mediata en la muerte de mi padre, con apenas 38 años de edad.

Tras su fallecimiento, la escritora Ernestina Acosta le dedicó un poema que fue publicado en el Diario Pregón de Jujuy, el 1º de julio de 1973 que aquí posteo.

img367a

POEMA Nº TODO – Ernestina Acosta.

 Hoy me doy cuenta de que ya superé en edad a mi padre, aunque quizás por vivir la vida mucho menos intensamente que él…

¡Te admiro, viejo!

Epígrafes

Elijo para este blog las frases más antigua y más nueva que me acompañan en la memoria y en la emoción.

Pero de tonto sólo tengo la suerte, y sé que si me voy,

esta Rémington se quedará petrificada sobre la mesa con ese aire de doblemente quietas que

tienen las cosas movibles cuando no se mueven.

Entonces tengo que escribir.”

  Julio Cortázar

Lo que amamos nos cambia.”                        

Que es, a su vez, epígrafe de un libro de Juan Forn.

Lag Yala c pino wordpress

Laguna en Yala con pino. Foto: veromendo (2005)

 

 La de Cortázar, uno de mis escritores preferidos, se ubicó en forma de letras enormes, en tinta indeleble, en la tapa de mi primer diario personal, inaugurado allá por los ’90 donde, de alguna manera empecé a trabajar la recuperación de la imagen de mi viejo, entre otras cosas…

 La que utiliza Juan Forn (que es una frase del escritor y poeta Joseph Brodsky), me movilizó hasta la médula, tanto como su novela, María Domecq, cuando la leí este julio de 2013…

                                                                                                                                                             

Geografías: Chucalezna en el mapa de Jujuy.

¿Dónde está ubicada la mítica localidad de Chucalezna?

Hoy en día, gracias a la gran cantidad de herramientas que nos brinda la WEB, resulta fácil para todos poder conocer su exacta posición geográfica e incluso tener su visión satelital.

Es por ello que elegí para su descripción, el fragmento de un texto escrito por el propio Jorge Mendoza en los años ’60. El artículo completo puede leerse en la Entrada n° 58 de este mismo Blog.

.

A 120 km. al norte de San Salvador de Jujuy, con la presencia del cerro Yacorayte (sic), ya en el departamento de Humahuaca, un caserío diseminado a lo largo de ambas márgenes del río: Chucalezna.

Yacoraite medio día CHUCALEZNA

El Yacoraite a medio día (vero mendoza, 1993)

Su característica geográfica, a una altura de 3.000 m. sobre el nivel del mar, presenta el típico paisaje montañoso, árido. El río Grande recorre la quebrada, en cuya angosta faja de tierra utilizable, las familias, que no llegan a treinta, se dedican a la agricultura y ganadería en pe­queña escala. El pastoreo de rebaños caprinos lo realizan en lo alto de las montañas. Llevan, por lo tanto, una sufrida vida de pastores y labradores que deben acondicionase a la rigurosidad del clima que no ofrece óptimas condiciones para su desarrollo, imponiéndoles una lucha permanente por la subsistencia.

Se distinguen en la zona, fun­damentalmente, dos aspectos que están relacionados con el clima: el verano, época de siembra y cultivo de plantas como maíz, trigo, papas, habas, frutales. Es cuando sus habitantes gozan de los productos frescos que les ofrece la tierra madre. El invierno, por otro lado, constituye una transformación de la vida. Los campos abandonados nos dan a entender que las familias han emigrado en busca de mejores posibilidades económicas, por ej.: la zafra azucarera. Todo el esplendor veraniego caduca, la zona es un triste paisaje de pardos y ocres. El verde ya no existe, la vida entra en un letargo invernal.”                                                                                                     (c) Jorge A. Mendoza.

Para ilustrar la ubicación de Chucalezna en el mapa de la provincia de Jujuy y en el departamento Humahuaca, tomé prestadas las imágenes de un librito muy práctico llamado Síntesis Geográfica de la Provincia de Jujuy, editado por Bernardo Farfán en 1976.Si bien parte de la información puede estar algo desactualizada, es muy gráfico.

Me interesó, asimismo, difundir la existencia de esta obra.

La fuerza de la Tierra en un Escultor (Clarín 3-9-1962)

SAN SALVADOR DE JUJUY, 2 (Enviado especial). –Nacido hace 32 años en Abra Pampa, bajo el soleado cie­lo jujeño, grávido de belle­zas inexploradas, Jorge Au­gusto Mendoza realizó sus estudios plásticos en la es­cuela Prilidiano Pueyrredón, de la Capital Federal, encau­zando en el rigor de las nor­mas su caudal de artista na­to. Tras la etapa académica volvió a su cielo y a su sue­lo: Jujuy, tierra de prome­sas que él está haciendo fructificar en virtud de su obra y en virtud, asimismo, de su maravilloso taller de pintura de Chucalezna. Des­de 1959 tiene a su cargo la cátedra de escultura en la Escuela de Artes Plásticas de este provincia y enseña di­bujo en el colegio nacional y en la escuela experimental. Está tan encariñado con la docencia como consubstan­ciado con el arte. De allí tal vez le brotó la idea de crear un taller de pintura infan­til, que desde octubre del año antes mencionado fun­ciona en una humilde escuelita de un lugar humahuaqueño, tan pobre, tan mo­desto, que ni siquiera llega a ser un pueblo, y que se llama Chucalezna. Las pin­turas milagrosas de color y trazado, de los escolares chucaleznienses llegaron ya a la Capital Federal, llevando a la caudalosa metrópoli cosmopolita un mensaje de arte espontáneo, intuitivo, puro… Un mensaje que asombró pero que, sobre to­do, tocó la sensibilidad del público…

Clarín 3-09-1962 Detalle cabeza

Inquieto, pleno de fervor, maduro de responsabilida­des, Mendoza realiza al mis­mo tiempo su propia obra de creador en el terreno de la escultura, en el que se ha señalado ya, a pesar de su juventud, como uno de sus más notables cultores, evi­denciando una personalidad distinta y, si bien enraizada en el substráctura animico-físico de su entorno natal, dotada de claras y decisivas proyecciones hacia el plano intemporal de lo universal. Integra aquí en Jujuy el grupo denominado Austral, al que pertenecen los pinto­res Julio A. Racioppi, Aní­bal A. Rodríguez y Claudio Samos, el cual lleva efectua­das varias exposiciones.

Acerca del arte escultóri­co de Mendoza puede afir­marse que es la obra de un escultor nativista sin nativismo, folklórico sin folklo­re, y en la que, por lo tan­to, nativismo y folklorismo se implicitan dentro de un mismo lenguaje universal. Es una escultura -se ha dicho- que está en las gran­des rutas del Arte con ma­yúscula. Cada vez se ve con más claridad que los “ismos” no favorecen a las grandes creaciones y que in­cluso las mutilan, las ener­van. Las esculturas en arenisca de Mendoza, líneas le­gitimadas por un espíritu humahuaqueño, son tan fie­les a ese espíritu que por momentos asusta su veraci­dad antropológica.

Cañaveral detalle Clarín 1962

“Cañaveral”. Detalle del relieve en fibrocemento de Jorge Mendoza. Foto: Clarín.

Clarín, 3 de septiembre de 1962

Jorge Mendoza: antecedentes artísticos y docentes.

Jorge Augusto Mendoza nació en Abra Pampa, provincia de Jujuy, el 13 de enero de 1935. Hijo de Don Fernando Mendoza, oriundo de la misma localidad, y de doña Nicolasa Nelson, nacida en Santa Catalina, ambos de profesión docente.

Diario Clarín (Buenos Aires), 3 de septiembre de1962.

Diario Clarín, 3 de septiembre de1962.
El texto completo del artículo puede verse en la siguiente “entrada” de este “blog”.

Cursó sus estudios primarios en Abra Pampa.

En el año 1951 se trasladó a Buenos Aires para comenzar sus estudios en la Escuela Nacional de Bellas Artes, Preparatoria “Manuel Belgrano”. Luego, en 1954, ingresó a la Escuela Nacional de Artes Visuales “Prilidiano Pueyrredón” de donde egresó en el año 1957 con los títulos de Profesor de Dibujo y de Escultor Decorador.

Retornó a la provincia de Jujuy, junto con un grupo de colegas y amigos: Claudio Samos, Julio Racioppi, Aníbal Rodríguez, entre otros, para ejercer la docencia y dedicarse a trabajar en temas de su interés.

Junto a Samos, Racioppi y Rodríguez conformaron el autodenominado “Grupo Austral”.

Ejercicio de la docencia

1959-1961. Maestro Especial de Dibujo en la Escuela Experimental “Francisco de Argañaraz”, San Salvador de Jujuy.

1959-1971. Profesor en las Escuela Provincial de Artes Plásticas de Jujuy, donde dictó clases de Anatomía Artística, Escultura, Modelado, Dibujo y Pintura del Taller Único de Escultura, San Salvador de Jujuy.

1965-1967. Profesor de Caligrafía y Dibujo en la Escuela Provincial de Comercio, San Salvador de Jujuy.

1967; 1972. Profesor de Dibujo en la Escuela Normal Mixta “Juan Ignacio Gorriti”, San Salvador de Jujuy.

1969-1972. Profesor de Dibujo en el Colegio Nacional “T. Sánchez de Bustamante”, San Salvador de Jujuy.

1959-1973. Profesor/Director del Taller Libre de Artes Plásticas y Artesanías de Chucalezna, Humahuaca, Jujuy.

JAM Trabajando en escultura

JAM trabajando en escultura.
Foto: colección Jorge Mendoza.

  Obras

1964? Busto del Cnel. Dorrego, Escuela nº 112 de la localidad de Ledesma.
1969? Monumento “A la Madre”, en la localidad de Caimancito, solicitado por la  Subsecretaría de Gobierno.
Trabajos artísticos de decoración del Hospital de Niños “Dr. Héctor Quintana”, con motivo de su inauguración el 22 de mayo de 1960, conjuntamente con Claudio Samos, Aníbal Rodriguez y Julio Racciopi.

  Premios

1962. Premio Mención por su obra “La Urpila”, en el LIº Salón Nacional de Artes Plásticas.

1962. Premio Mención Honorífica por su obra “Amara” (Yeso directo), del IV Salón de Pintura, Grabado, Dibujo y Escultura del Noroeste Argentino “José Antonio Terry”. Este premio fue rechazado.

 Jurado

1966- Jurado en el Concurso de “Paneles” organizado por la Escuela Nacional Nº 140 “Teodoro Sánchez de Bustamante”.

Algunos datos están sujetos a confirmación. (N. de B.)