La fuerza de la Tierra en un Escultor (Clarín 3-9-1962)

SAN SALVADOR DE JUJUY, 2 (Enviado especial). –Nacido hace 32 años en Abra Pampa, bajo el soleado cie­lo jujeño, grávido de belle­zas inexploradas, Jorge Au­gusto Mendoza realizó sus estudios plásticos en la es­cuela Prilidiano Pueyrredón, de la Capital Federal, encau­zando en el rigor de las nor­mas su caudal de artista na­to. Tras la etapa académica volvió a su cielo y a su sue­lo: Jujuy, tierra de prome­sas que él está haciendo fructificar en virtud de su obra y en virtud, asimismo, de su maravilloso taller de pintura de Chucalezna. Des­de 1959 tiene a su cargo la cátedra de escultura en la Escuela de Artes Plásticas de este provincia y enseña di­bujo en el colegio nacional y en la escuela experimental. Está tan encariñado con la docencia como consubstan­ciado con el arte. De allí tal vez le brotó la idea de crear un taller de pintura infan­til, que desde octubre del año antes mencionado fun­ciona en una humilde escuelita de un lugar humahuaqueño, tan pobre, tan mo­desto, que ni siquiera llega a ser un pueblo, y que se llama Chucalezna. Las pin­turas milagrosas de color y trazado, de los escolares chucaleznienses llegaron ya a la Capital Federal, llevando a la caudalosa metrópoli cosmopolita un mensaje de arte espontáneo, intuitivo, puro… Un mensaje que asombró pero que, sobre to­do, tocó la sensibilidad del público…

Clarín 3-09-1962 Detalle cabeza

Inquieto, pleno de fervor, maduro de responsabilida­des, Mendoza realiza al mis­mo tiempo su propia obra de creador en el terreno de la escultura, en el que se ha señalado ya, a pesar de su juventud, como uno de sus más notables cultores, evi­denciando una personalidad distinta y, si bien enraizada en el substráctura animico-físico de su entorno natal, dotada de claras y decisivas proyecciones hacia el plano intemporal de lo universal. Integra aquí en Jujuy el grupo denominado Austral, al que pertenecen los pinto­res Julio A. Racioppi, Aní­bal A. Rodríguez y Claudio Samos, el cual lleva efectua­das varias exposiciones.

Acerca del arte escultóri­co de Mendoza puede afir­marse que es la obra de un escultor nativista sin nativismo, folklórico sin folklo­re, y en la que, por lo tan­to, nativismo y folklorismo se implicitan dentro de un mismo lenguaje universal. Es una escultura -se ha dicho- que está en las gran­des rutas del Arte con ma­yúscula. Cada vez se ve con más claridad que los “ismos” no favorecen a las grandes creaciones y que in­cluso las mutilan, las ener­van. Las esculturas en arenisca de Mendoza, líneas le­gitimadas por un espíritu humahuaqueño, son tan fie­les a ese espíritu que por momentos asusta su veraci­dad antropológica.

Cañaveral detalle Clarín 1962

“Cañaveral”. Detalle del relieve en fibrocemento de Jorge Mendoza. Foto: Clarín.

Clarín, 3 de septiembre de 1962

Anuncios

2 pensamientos en “La fuerza de la Tierra en un Escultor (Clarín 3-9-1962)

  1. Pingback: Laburando | chucalezna

  2. Pingback: INDEX, una guía de las 99 primeras entradas. | chucalezna

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s