Serranía del Hornocal

Hace un tiempo me propuse hacer una entrada sobre la Serranía de Hornocal. Para escribirla primero pensé en cual era el disparador personal por el cuál quería referirme a ella, y en segunda instancia recavé información adicional, ya sea de mis propios archivo o de la Web. De esta manera, buscando LA IMAGEN que mostrara lo más fielmente la belleza y la dimensión de este lugar cercano a Humahuaca, es que llegué a “Piedra y camino”, el Blog de Kevin Zaouali. ¡Este es un sitio formidable! No sólo porque comparte la visión del mundo a través de su ojo-lente personal, sino porque es sumamente generoso en compartir sus tips sobre fotografía/edición.

En su Blog, hay muchísimas fotografías de lugares del Noroeste argentino, así como también de otras regiones, que inmediatamente inspiran a organizar un viaje para recorrer y vivenciar esas fabulosas escenografías que Natura nos ofrece.

¡¡¡Qué lo disfruten!!!!
Agradezco a Kevin, por su generosidad al compartir su arte…

Anuncios

2014 Año Internacional de la Agricultura Familiar

En su 66º sesión, la ONU (Organización de las Naciones Unidas) proclamó a 2014 como Año Internacional de la Agricultura Familiar (AIAF).

Según la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura), la agricultura familiar es una forma de clasificación de la producción agrícola, forestal, pesquera, pastoril y acuícola cuando es gestionada y operada por familias o que depende principalmente de la mano de obra familiar e involucra tanto a mujeres como a hombres. La agricultura familiar tiene un importante papel social, económico, ambiental y cultural. A nivel mundial es la forma predominante en cuanto a la producción de alimentos para consumo interno de los países y representa la mayor fuente de trabajo del sector agrícola y rural. Sin embargo, muchos de los productores familiares siguen enfrentando importantes retos socioeconómicos que pueden derivar, por ejemplo, en malnutrición, mortalidad infantil y deserción escolar.

El objetivo de declarar al 2014 como Año Internacional de la Agricultura Familiar fue el de ubicarla nuevamente en el centro de las políticas agrícolas, ambientales y sociales de los países y regiones del mundo. Asimismo, desde este contexto se da impulso a la educación alimentaria promoviendo, en primer lugar, mejoras en la nutrición de las familias productoras y luego, a través de la cadena de producción alimentaria, en las de los centros de consumo masivo. Sostenida en el tiempo, la educación en el tema alimenticio de la población general tiene como objetivo contribuir al apoyo de la diversificación de cultivos y a la promoción del consumo de alimentos autóctonos, rechazando productos de monocultivo y protegiendo, en consecuencia, la biodiversidad y la cultura alimentaria de cada pueblo, ubicando sus necesidades por encima de las exigencias de los mercados y de los negocios (tal como sostienen quienes promueven el concepto de Soberanía alimentaria). Así, la defensa y la promoción de la agricultura familiar tiene consecuencias de largo alcance para la sociedad toda.

La agricultura familiar representa una oportunidad para dinamizar las economías locales, especialmente cuando se combina con políticas específicas destinadas a la protección social y al bienestar de las comunidades.

Siembra chucalezna-wordpress

“Recolectando papas”, de Felipa D. Saiquita, alumna del Taller de Chucalezna, bajo la dirección del Prof. Jorge A. Mendoza. Foto: Ofelia Bertolotto. Digitaliz. veromendo.

En la Quebrada de Humahuaca, la agricultura familiar ha sido y es la base de la economía local. Jorge Mendoza, en 1966, describía su visión sobre la producción agropecuaria en Chucalezna: “Su característica geográfica, a una altura de 3.000 m. sobre el nivel del mar, presenta el típico paisaje montañoso, árido. El río Grande recorre la quebrada, en cuya angosta faja de tierra utilizable, las familias, que no llegan a treinta, se dedican a la agricultura y ganadería en pequeña escala. El pastoreo de rebaños caprinos lo realizan en lo alto de las montañas. Llevan, por lo tanto, una sufrida vida de pastores y labradores que deben acondicionarse a la rigurosidad del clima que no ofrece óptimas condiciones para su desarrollo, imponiéndoles una lucha permanente por la subsistencia.”

Para el profesor Mendoza, esta situación se desarrollaba en directa relación con las estaciones y señalaba: “el verano, época de siembra y cultivo de plantas como maíz, trigo, papas, habas, frutales. Es cuando sus habitantes gozan de los productos frescos que les ofrece la tierra madre. El invierno, por otro lado, constituye una transformación de la vida. Los campos abandonados nos dan a entender que las familias han emigrado en busca de mejores posibilidades económicas, por ejemplo, la zafra azucarera”. Pero con la llegada del invierno, “todo el esplendor veraniego caduca, la zona es un triste paisaje de pardos y ocres. El verde ya no existe, la vida entra en un letargo”, observa Mendoza.

Pero a estas condiciones, directamente relacionadas con la naturaleza de por sí inmanejable, se sumaban “problemas muy serios que afectan a la economía de la familia, como por ej. la falta de agua para el riego de sus pequeñas plantaciones, la venta de sus cosechas a bajos precios, las heladas tardías que destruyen las plantaciones e impiden una nueva siembra, falta de medios para el traslado de sus cosechas a un centro urbano, atraso técnico para el trabajo del campo”.

Sin embargo, la zona cuenta con factores clave para un desarrollo exitoso de la agricultura familiar: condiciones agroecológicas y características territoriales diferenciales que podrían ser aprovechadas más intensamente. La producción agrícola de la Quebrada, se desarrolla en el valle del Río Grande, en la franja que se ubica en posición intermedia entre el cauce del río y el pedemonte, por lo general colindante con la RN Nº 9. La mayor dificultad con respecto al riego está relacionada con la copartición de uso, que se realiza a través de acequias comunitarias.

Siembra detalle1 chuc-wordpress-Siembra detalle2 chuc-wordpress-

Detalles del trabajo “Recolectando papas” realizado por Felipa D. Saiquita, alumna del Taller de Chucalezna, bajo la dirección del Prof. Jorge A. Mendoza. Fotos: Ofelia Bertolotto. Digitaliz. veromendo.

Más recientemente, la zona ha ido creciendo y se ha posicionado como productora comercial de hortalizas frescas, entre ellas lechuga, papa, haba, maíz, arveja, cebolla, ajo, zanahoria, tomate, acelga y en los últimos tiempos repollo y espinaca, a través de la cooperativización de los pequeños productores, desde Chucalezna hasta Uquía. La diversidad de cultivos les permite soportar mejor las variaciones de los precios en el mercado. Para el laboreo del suelo todavía se utiliza la tracción animal, por un lado por la dificultad existente para acceder a la tecnificación, pero también porque debido a las características edafoclimáticas del lugar, resulta mejor para la conservación del suelo y facilita el manejo de los cultivos en parcelas pequeñas. La producción de flores es una actividad que, siendo característica de Tilcara y sus alrededores, está incrementando su desarrollo en Humahuaca. Y más recientemente la viticultura, a través de la implantación de vides únicas en su clase en Chucalezna, a 3.240 metros de altura sobre el nivel del mar (Ayni S.A.).

agriculturajujuy MinProdJuj

Producción agrícola en la Quebrada. Foto http://produccion.jujuy.gob.ar/wp-content/uploads/agriculturajujuy-8.jpg . Ministerio de Producción de Jujuy.

El primer paso ha sido formular políticas que permitan a los pequeños productores rurales que puedan convertir la agricultura familiar, en un emprendimiento rentable y sostenible. En la Argentina se está avanzando en este tema con los productores familiares a través de varios programas de desarrollo y organizaciones:

– El Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola de las Naciones Unidas (FIDA) como intermediario entre las grandes instituciones, el Gobierno y los productores familiares, al impulsar las plataformas para el fomento de un diálogo proactivo sobre las políticas a desarrollarse.

– El Foro Nacional de Agricultura Familiar (FONAF), que reúne a más de 900 organizaciones que asocian a unas 180.000 familias de productores en todo el país, reunidos para consensuar y proponer alternativas de desarrollo rural con equidad e inclusión.

– La Reunión Especializada sobre Agricultura Familiar del Mercosur (REAF Mercosur), un órgano asesor especializado del Consejo del Mercado Común la creación de un espacio asesor y de diálogo político, especializado en políticas diferenciadas para la agricultura familiar.

– El PRODERI, Programa de Desarrollo Rural Incluyente, que es una iniciativa del Gobierno de la Nación Argentina financiada parcialmente por el FIDA y el Fondo Fiduciario de España para la cofinanciación de la Seguridad Alimentaria, a través de la UCAR (Unidad para el Cambio Rural), que depende del Ministerio de Agricultura y Pesca de la Nación.

– El PRODEAF que es un Programa administrado por la Dirección de Desarrollo Agrícola y Forestal dependiente de la Secretaria de Desarrollo Productivo del Ministerio de Producción de Jujuy, con el fin de promover el desarrollo socio-productivo y mejorar la calidad de vida de las comunidades locales, a través de la financiación de proyectos productivos mediante el otorgamiento de subsidios y créditos provenientes del Fondo de Fomento de la Agricultura Familiar.

Siembra detalle3 chuc-wordpress-

Detalle del trabajo “Cosecha” realizado por Niños del Taller de Chucalezna, bajo la dirección del Prof. Jorge A. Mendoza. Foto: Ofelia Bertolotto. Digitaliz. veromendo.

Pero la solución no es sólo una buena política. También es necesario invertir en recursos productivos, en tecnología y capacitación y en la protección de los recursos naturales. Nuestro país también está avanzando en esos aspectos, realizando cambios para desarrollar las oportunidades del sector: el entorno normativo, el acceso a los mercados, el acceso a la tierra pero también el acceso a la tecnología y a los servicios de extensión, la obtención de financiación, la disponibilidad de educación especializada, entre otros. Hay que seguir afianzando el rol del Estado y el desarrollo de Políticas Públicas y promover la difusión de las mismas, con el fin de proteger y potenciar la Agricultura Familiar.

© veromendo

***

Desde este Blog quise realizar un pequeño aporte sobre esta temática tratando de realizar una breve actualización acerca de la situación de los productores de Chucalezna y localidades vecinas, comparándola con aquella descripta por mi padre. Elegí para ilustrar esta entrada, un trabajo de los Niños del Taller de Chucalezna (década del ’60), mostrando la visión que ellos tenían sobre la actividad agrícola desarrollada por sus familias y, seguramente por ellos mismos. Se complementa con una foto actual obtenida desde el sitio del Ministerio de Producción de Jujuy.

***

En caso de tomar información de esta página, se solicita citar la fuente original, nombre de los niños autores de las obras y toda información relevante relacionada. Esta información se publica para hacer una verdadera y sincera difusión del patrimonio cultural, sin fines de lucro. Gracias.  VM.

***

Bibliografía y fuentes:

Noticias y eventos relacionados, desde donde se tomó información:

AIAF logo ucol mx

Iaijutsu

Hoy es 9 de agosto…

Maravillosamente surgió este enlace a través de mis compañeros de práctica… Homenaje a mi querido Sensei Carlos Loffreda, como dije en una entrada anterior,

mi MAESTRO.

.pramundo

Iaijutsu-

Y como para cortarla finalizar con lo que fue la visita al Jardín Japonés, tengo que mencionar la exhibición de Iaijutsu que pudimos ver bajo el marco del Budo Taikai, organizado por la Fundación Cultural Argentino Japonesa. Acá puse a prueba mis (pocas) habilidades para enfocar medianamente rápido. El 18-55 con su abertura f/5.6 (a 55mm.) no iba a ser la mejor opción, asi que calcé el 50mm.  f/1.8 y a tirar como loco. Primero probé con la abertura máxima, pero era imposible. Con 2.8 y 4.0 salvé unas cuantas, pero de las 30 que habré sacado ahí adentro, estas 4 son las mejorcitas.

Iaijutsu--3El profesor Carlos Guillermo Loffreda.

Iaijutsu--2Parecía salido de una obra kabuki el hombre…

Iaijutsu--4Cuando saqué la foto se me ocurrió pensar que tranquilamente esa cara podría ser la última en ver… Y me dió un poco de cosa.

Ver la entrada original

Etnografía de la Quebrada de Humahuaca

Para complementar la información que nos brinda el mapa etnográfico realizado por el Ing. Pasquini Lopez, publicado en el diario Pregón de Jujuy (1970) presento una breve reseña sobre los pueblos que originalmente habitaban la Quebrada de Humahuaca.

Mapa etnografico de jujuy prehispánico

Mapa Etnográfico de Jujuy – Población prehispánica – Por el Ing. Alberto Pasquini Lopez (Pregón, 11-06-1970).

Durante el período prehispánico la cultura omaguaca se asentaba en la zona entre las cuencas de los ríos Grande, Lavayén, San Francisco (en la provincia de Jujuy), Zenta, Iruya, Lipeo, Bermejo (provincia de Salta), Tarija y Bermejo (departamento de Tarija en Bolivia). Como puede verse en el mapa, la Quebrada de Humahuaca -que más tarde recibió este nombre epónimo de sus habitantes originarios- estaba incluída en esa región y era una zona de paso obligado para el comercio y las migraciones. Por ello, recibió influencias de diversos pueblos incluída la de los Incas que, entre los años 1430 y 1480, anexaron la región a su imperio.

Los primitivos habitantes de la Quebrada entonces, fueron los omaguacas, que integraban una confederación de etnias dedicadas a la agricultura, cultivando principalmente maíz (Zea mays), y en menor proporción papa (Solanum tuberosum) y quinoa (Chenopodium quinoa). Utilizaban técnicas propias de cultivo, que más tarde modificaron a la manera incaica, como puede verse en las localidades de Coctaca y Alfarcito,  donde persisten algunas estructuras. Ya utilizaban a las llamas (Lama glama) para tareas domésticas y habían desarrollado el tejido a partir de su lana. También la alfarería ocupaba un lugar destacado dentro de sus actividades. La confederación congregaba diversas parcialidades, entre ellas la del mismo pueblo omaguaca, los uquías, los paromamarcas o purmamarcas, los tilcaras, los tumbayas, los tilianes, los yavis, los chuyes, los quilatas, los casabindos y, ya en las cercanías de San Salvador, los argamatas y yalas. En su mayoría, aquellos nombres han permanecido como topónimos de las localidades más conocidas de la región.

En el sector norte y oeste, los omaguacas lindaban con parcialidades atacameñas, mientras que en el sector sur se encontraban parcialidades incluídas netamente en la cultura diaguita, como por ejemplo la de los jujuyes, por quienes recibe el nombre la provincia.

El carácter estratégico de la Quebrada de Humahuaca hizo de los omaguacas un pueblo militarmente preparado. Construyeron fortificaciones en piedra, “pucaras“, estratégicamente ubicadas en zonas de visión preferencial hacia la Quebrada, desde los cuales podían combatir con distintos elementos característicos, como arcos, flechas, mazas talladas en piedra, boleadoras. Tanto incas como españoles experimentaron en su momento la resistencia omaguaca.

El más famoso de los jefes omaguacas fue Viltipoco, quien desde Purmamarca y reuniendo bajo su liderazgo además a los pueblos diaguitas, chichas, apatamas, churumatas, lules hizo frente a los españoles durante el siglo XVI. Tras la tercera fundación de Jujuy en abril de 1593, el teniente y gobernador Francisco de Argañarás y Murguía se avocó al dominio de los habitantes de la Quebrada de Humahuaca, con el fin de lograr libre paso hacia el Alto Perú. Así, utilizando la ciudad como base de las operaciones militares, en 1594 dio captura a Viltipoco quién luego muere en prisión, mientras espera su “juzgamiento” en la ciudad de Santiago del Estero.

En un escrito a la Audiencia de Charcas (actualmente Bolivia) Argañaraz afirmó con total convicción y desparpajo: “Prendí a Biltipoco, principal tirano de los naturales y a todos sus capitanes, con cuya prisión y muerte está llana la tierra y los caminos seguros, porque los dichos yndios rresiven el sancto baptismo y doctrina xptiana y obedecen los mandamientos de buestra real justicia”.(*)

Desde el desembarco español en América y en nombre de “la civilización”, la soberbia, el deseo desenfrenado de poder y de imponer la religión católica, sentaron las bases sobre las que se edificó toda la historia con la cual hemos convivido y crecido en nuestro país. Bajo la creencia de que saqueos, torturas, desalojo y genocidio eran “normales”, aceptamos desde la escuela esos métodos utilizados para el dominio e inclusive el exterminio de los habitantes originarios de la región, del país en general. Recién hoy, o desde hace muy poco tiempo, la sociedad está trabajando para tratar de reparar tanto daño, empezando por revisar la historia, redefiniendo en la misma los actores y sus roles, y las responsabilidades que cada uno le corresponden.

Ya volveremos sobre el tema…

Bibliografía y fuentes:

Cualquier comentario o corrección será bien recibido, puesto que no soy experta en el tema. Muchas gracias.

En caso de tomar información de esta entrada, se solicita citar las fuentes originales y toda información relevante relacionada. Esta información se publica para hacer una verdadera y sincera difusión del patrimonio cultural, sin fines de lucro. Gracias.  VM.

Mapa etnográfico de la Provincia de Jujuy

Mapa Etnográfico de Jujuy

Población Prehispánica

“Hipótesis de posible ubicación de la tribus aborígenes hasta ahora reconocidas, según documentos publicados y de los originales de los archivos de Jujuy de los siglos XVI y XVII, ideados por el Ingeniero Pasquini Lopez y concordante también con datos de “Orígenes de Jujuy” de Miguel A. Vergara. Por el Ing. Alberto R. Pasquini López

Publicado en el Diario Pregón de Jujuy, 11 de junio de 1970.

Mapa etnografico chucalezna

Mapa Etnográfico de Jujuy – Población prehispánica – Por el Ing. Alberto Pasquini Lopez (Pregón, 11-06-1970).

Invierno en San Salvador de Jujuy

El invierno en Jujuy…

Jujuy 26 junio 2014 por Mario Linares

“Me gusta Jujuy, mi Jujuy, cuando nieva…” por Mario Linares, junio 2014. En la foto, el pico central corresponde al Cerro Azul, que forma parte de  serranía de Chañi.

 

 

***

Uno de mis más preciados recuerdos de infancia en Jujuy, se remite a despertar en una fría mañana de invierno y escuchar la exclamación de mi madre, anunciando que una gran nevada en los cerros había ocurrido. Luego, al salir de casa toda “emponchada” hacia la escuela, sentirme inundada por el espectáculo invernal de azules y blancos con que la naturaleza arremete: nieve que te deslumbra bajo el rayo de sol jujeño, contrastando con los cerros azulinos y cortando con su blancura el límpido cielo azul.

Regresé a Jujuy muchas veces, generalmente para las vacaciones estivales, y nunca pude revivir aquella experiencia. En verano, el perfil que conforman el nevado de Chañi y sus secuaces, suele permanecer oculto tras las nubes y, si se lo logra ver es muy temprano en la mañana, durante un rato y, por supuesto, casi sin nieve.

Hace muy poquito, mi querido compañero de los primeros años de la escuela, Mario Linares, compartió en Facebook esta espectacular foto que me trasladó en tiempo y espacio hacia aquel paisaje de postal invernal, que conservo en la memoria.

Agradezco profundamente a Mario, por autorizarme a postear su bellísima foto de San Salvador de Jujuy en este Blog, pero principalmente por catalizar el recuerdo de un pedacito de mi niñez, a través de su arte.

***

**

*

En caso de tomar información de esta entrada, se solicita citar la fuente original, autor de la fotografía y toda información relevante relacionada. Esta información se publica para hacer una verdadera y sincera difusión del patrimonio cultural, sin fines de lucro. Gracias.  VM.