Tiraxi está a tiro de piedra (La Nación, 1995)

por Walter Mattiussi

 

Por la ruta nacional número 9, a 22 kilómetros de la capital provincial, existe un desvío en forma de herradura que conduce a Tiraxi, floreciente, en lengua quechua, aunque sólo se trate de un paraje a 1600 metros sobre el nivel del mar en el que habitan 151 puesteros de las fincas de la zona, distribuidos en 38 viviendas.

Esta excursión puede realizarse en el día, saliendo temprano por la mañana y regresando por la tarde.

Tal vez lo más interesante de la salida sea la total virginidad de la que está rodeada; ninguna empresa turística la explota comercialmente aún (*). Por este motivo los interesados en realizarla deberán contar con movilidad propia.

Tiraxi se caracteriza por encontrarse en una zona de transición entre la selva y los valles templados que preceden a la quebrada. Por este motivo el clima, la vegetación y las distintas especies animales que habitan la región son extremadamente variadas.

Tilquiza paisaje detalle chucaleznawordpresscom

Esos verdes… Llegando a Tilquiza (Foto: veromendo 2005)

Volver al pasado

El camino es montañoso y luego de aproximadamente tres horas de marcha se llega a Corral de Piedra, donde existe una pequeña capilla de arquitectura colonial, realizada con ladrillos de adobe y líneas muy simples.

Permanece siempre abierta y su interior guarda reliquias del arte religioso precolombino; un torito, cerámicas de uso diario y otros objetos de uso común que revelan la unión de las culturas autóctonas con las foráneas invasoras.

Al final del sendero, 5 kilómetros más adelante, se encuentra Ocloyas; un pueblito edificado sobre tierra roja siempre húmeda y rodeado de montañas.

Al volver se cruza por un puente sobre el río Tiraxi y se desciende por el camino hasta Tilquiza; esta alternativa permite apreciar otros tonos en el paisaje. Desde aquí se puede volver a San Salvador de Jujuy.

Existe otra variante de la excursión. Tomando los ómnibus que salen desde la capital hasta Ocloyas tres veces por semana se acortan los tiempos. Una vez en el pueblo es posible hablar con los lugareños y alquilar caballos para llegar, en forma inversa, hasta Tiraxi.

Si no desea retornar a la ciudad una posta en Lozano es una opción válida. Allí se podrá disfrutar de un menú y escuchar una peña folklórica.

Los caminos de Tiraxi sólo son transitados por sus pobladores; tal vez en ellos se encuentre, como si se viajara en el tiempo, el pasado viviente de uno de los lugares más bellos del Noroeste.

Camino a Ocloyas2 ChWPcom

Cerca de Ocloyas. (Foto: Pey Lien, 2005)

Referencias actualizadas (no es publicidad!)

Más sobre este circuito

img343

Artículo original diario La Nación, año 1995.

Anuncios

2 pensamientos en “Tiraxi está a tiro de piedra (La Nación, 1995)

  1. Pingback: Laguna de Tesorero. Parte IV : “Laguna virtual” | chucalezna

  2. Pingback: INDEX, una guía de las 99 primeras entradas. | chucalezna

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s