FUTARI desu.

“DOS”

Futari chucaleznaHay una foto que es única. Es esta.

Ellos son mis padres.

A diferencia de otras familias no heredé álbumes con un montón de fotos que mostraban en forma ordenada y cronológica el casamiento de la abuela, el nacimiento del tío, la graduación del primito… Sino que me llegaron dispersadas en un par de cajas y varios sobres de ajado papel madera, un montón de fotografías, rollos sin revelar, negativos, contactos que, con suerte, mostraban algún rótulo críptico. Entre ese material, muy pocas fotos con el título o el nombre del personaje familiar en el anverso. Y no hay otra foto de mis padres juntos.

Ella se ve tan “sesentas” y él, ya un poco gordito, con su característico mechón blanco.

Sonríen. Acceden a la foto con cierta complicidad, como si aceptaran el momento que los encontró juntos con total despreocupación.

Es una foto que me gusta mucho.

Parece suspendida en el tiempo y ellos dos, rodeados de un halo casual y feliz…

.

.

.

.

.

El título, “FUTARI desu” (二人 です。), en japonés quiere decir “son dos“:

 Ofelia Bertolotto y Jorge Mendoza.

Estrellas fugaces

“Los hijos pasan por nuestra vida como estrellas fugaces”

Gustavo Berti (*)

V&V-1 chucalezna

Your heart is on my sleeve
Did you put it there with a magic marker?
For years I would believe
That the world couldn’t wash it away.

‘Cause we can’t fall any further
If we can’t feel ordinary love
We cannot reach any higher
If we can’t deal with ordinary love

Are we tough enough
For ordinary love?

Ordinary love -U2

(*) https://gruporenacer.wordpress.com

Tres Cruces: portal de la Puna en Jujuy.

Enclavado a 3690 metros sobre el nivel del mar, el pueblo de Tres Cruces está ubicado en el límite norte de la Quebrada de Humahuaca, a 185 kilómetros de San Salvador de Jujuy. Desde la ciudad de Humahuaca se llega por la Ruta Nacional 9 recorriendo tan solo 50 km, la mayor parte de ellos a la vera del Río Grande rodeados por un paisaje de formas y colores únicos.

EspinazodeldiabloRN9

El “Espinazo del Diablo“, camino a Tres Cruces (Collage de fotos 35 mm, por veromendo).

Allá arriba, en Tres Cruces, el clima es más frío, seco y ventoso que en la Quebrada. Esto se debe a la altitud y a la apertura de los cordones montañosos que, sobre la Quebrada, ejercen un efecto de abrigo. Sin embargo, se considera que el clima, la geografía y el paisaje son de transición entre las dos regiones. El Río Grande, leitmotiv de la Quebrada de Humahuaca, precisamente tiene sus nacientes en las Abras de Cortadera y de Tres Cruces, muy cerca del pueblo. La entrada a Tres Cruces desde el sur transcurre durante algunos kilómetros paralela a la serranía homónima, mejor conocida como el “Espinazo del Diablo”. Con sus particulares cerros rayados en tonalidades verdes, grises y marrones, esta formación geológica surgida en la Era Terciaria (hace unos 65 millones de años), flanquea la ruta como si fuera una manada de dinosaurios dormidos. Hacia la mitad de este onírico recorrido, es posible divisar una peculiar formación de piedra que en la cresta une dos cerros: es el Puente del Diablo.

El precio de un alma

Según una leyenda popular, el Puente del Diablo tuvo su origen durante las luchas que tuvieron lugar durante la época de la Independencia, en la zona.

img078 ChucaleznaDicen que en aquellos tiempos un grupo de soldados trepó hasta lo alto de la sierra, huyendo de tropas enemigas. Pero, una vez arriba, cayeron en la cuenta de que el camino elegido terminaba en un precipicio insalvable. Resignados a morir en una lucha desigual, se prepararon a pernoctar y, mientras acampaban, los soldados escucharon a su capitán exclamar: “Por un puente aquí mismo, le daría mi alma al diablo”. La primera sorpresa llegó al oscurecer, cuando se presentó en el campamento un extraño jinete montando un caballo negro y, encarando al capitán, le aseguró que podría construir un puente entre ambos cerros que permitiría escapar a sus hombres. Claro está que esta oferta tenía un precio: si el puente estaba terminado antes de que un gallo cantara tres veces, el capitán debería entregar su alma al jinete misterioso. Sin embargo, el capitán aceptó el trato y el jinete desapareció al galope en la oscura y silenciosa noche hasta que repentinamente comenzó a escucharse un sonido como de miles de picos golpeando la piedra. Pasada la medianoche, al escucharse el canto lejano de un gallo, el sonido se intensificó. El capitán comprendió lo que estaba sucediendo y, de rodillas, empezó a orar. Al oírse el segundo canto del gallo el ruido de los picos contra la piedra se hizo ensordecedor, llevando a que ya todos los soldados acompañaran arrodillados al capitán en su rezo. Pasadas las horas, un leve fulgor indicó que se aproximaba el alba. El capitán y sus soldados apenas levantaron la vista y bajo esa claridad atisbaron un puente de piedra al que le faltaban apenas unos centímetros para alcanzar al otro cerro. Todos cerraron los ojos y se santiguaron, mientras en ese preciso momento el gallo cantaba por tercera vez. El sonido de los picos cesó al instante y una explosión generó una nube de vapor azufrado. Luego, el silencio habitual retomó el lugar, como si nada hubiera ocurrido. Mientras el nuevo día despuntaba, los soldados y su capitán se pusieron en marcha, cruzando el puente hacia el norte, ganando distancia del enemigo.

Sólo para aventureros

Facebook Yo amo el norte argentino Puente del diablo1

El Puente del Diablo en Tres Cruces (Facebook/Yo amo el norte argentino)

El Puente del Diablo es un lugar mítico que merece ser visitado. Llegar allí implica viajar hasta Tres Cruces desde San Salvador de Jujuy por la RN9 en un trayecto que, en automóvil, puede llevar unas tres horas. Luego, la travesía debe hacerse de a pie y puede extenderse por unas cinco horas. En la jerga del trekking se dice que es un trayecto de “dificultad intermedia”. Además, acceder al Puente del Diablo implica llegar a una altura de 4100 msnm, por lo que se recomienda estar en buena condición física para encararlo, así como llevar bastante agua, alimento liviano y hojas de coca o pastillas para la altura. Y si, por ejemplo, se decide realizar la travesía en verano, hay que tener en cuenta que los arroyos pueden crecer en forma repentina.

oreotrochilus_estella_m1-en Tres CrucesPero para quien se anime a esta aventura, lo espera un paisaje deslumbrante, que incluye atractivos como un bosque de queñua (Polylepis tomentella) y el casi seguro avistaje de picaflores y de vicuñas.

Foto izq.: Picaflor puneño (Oreotrochilus estella) por Luis Fernández Campos.

Tres Cruces tiene su antigal

Otro lugar que llama a ser visitado se encuentra al norte del Espinazo del Diablo: el yacimiento arqueológico Tres Cruces. Allí, una caverna conserva pictografías de los pobladores originarios y el antigal muestra todavía en pie ruinas de las construcciones originales en piedra. Este sitio está relacionado con el período incaico, cuando posiblemente cumplía funciones estratégicas para controlar el acceso a la Quebrada de Humahuaca por el Río Grande, o por Inca Cueva por donde se ingresa al segmento humahuaqueño de la traza del Qhapaq Ñan (Sistema Vial Andino, declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO en 2014).

Ya en plena Puna, unos 30 km más al norte de Tres Cruces por RN9, se encuentra la ciudad de Abra Pampa y luego de otros 70 km el viajero se puede encontrar con La Quiaca, en el límite con Bolivia.

amojujuy.blogspot.com.ar Puente del Diablo Subiendo Facundo Marquez

Panorámica ascendiendo al Puente del Diablo (amojujuy.blogspot.com.ar por Facundo Márquez)

Se recomienda visitar estos lugares con la compañía de un guía local, no sólo para evitar perderse, sino para aprovechar su conocimiento de la zona.

.

REFERENCIAS & SITIOS RECOMENDADOS

IMÁGENES
 .vm en tres cruces WP

.

.

.

Agradecimientos

a AR por su especial atención a este artículo, a pesar de su dolencia ocular.