El Museo Municipal de Bellas Artes “Jorge Mendoza” cumple 30 años

Inaugurado el 29 de julio de 1986, el Museo Municipal de Bellas Artes “Jorge Mendoza” ya festeja sus treinta años de existencia. Hoy emplazado en el Centro Cultural Manuel Belgrano de la Vieja Estación de San Salvador de Jujuy, este será entonces el epicentro de los festejos.

Este  jueves 28, diversos artistas estarán presentes en la Feria de Artesanías 19 de Abril, según informó la responsable del Museo, Nancy Salazar.

El viernes 29, en tanto, a partir de las 18.00, se realizará un acto en reconocimiento a quienes aportaron el acervo cultural que se resguarda en este espacio cultural.

En el Museo Jorge Mendoza se pueden admirar las veinte pinturas del Taller de los Niños Pintores Chucalezna, donadas por la familia Mendoza para su inauguración en 1986.

Con el tiempo, a estas se agregaron las obras y bocetos del reconocido profesor escultor Nicasio Fernández Mar, donados por su hija, Alicia Fernández Distel, a las que luego se sumaron diez obras aportadas por la familia de Laureano Rodríguez Pérez.

Cuadros museo Mosaico-

Museo2015 Composición

Más sobre el Museo:

 

 

 

Anuncios

La elevación del maestro

 

armado web chucalezna wordpresscom

.

Entre las piedras y las espinas de los cerros de Chucalezna

se oye un lamento triste y sufrido

se llora al maestro de la soledad

al artesano de la educación quebradeña.

Ya no hay niños que ríen y llaman al guerrero.

Hoy, familias enteras lloran su elevación

regando de recuerdos el sendero

donde tiempos no muy lejanos

enseñaba el gran maestro.

.

13 de mayo de 1973                                                                                    B.O.P.G.

.

Pregón 17-05-1973 para chucalezna

Imagen superior: fotocomposición realizada por el propio Jorge A. Mendoza. En la imagen, su madre Nicolasa Nelson en Chucalezna. En el reflejo de sus anteojos, los cuadros de sus alumnos del Taller de Chucalezna (Archivo Jorge Mendoza. Digitalización: CEPRO -Facultad de Ciencias Exactas y Naturales – UBA).

.

Entradas relacionadas

En la Primera Bienal de Arte Infantil pesaron los pequeños de Chucalezna (1971)

(Fuente y fecha exacta: sin determinar)

Gregorio Cruz, 8; María A. Lamas, 12, Rosaura Liquín, 12; Gregorio Machaca, 12 y Raúl Carlos Ríos de 12 años, son  los pequeños artesanos de Chucalezna que participaron de la Primera Bienal de Arte Infantil cumplida en Avellaneda, en la provincia de Buenos Aires. EI evento que fue organizado para poner en evidencia las posibilidades plásticas y artesanales de los niños de diferentes puntos del mundo. Los niños jujeños, de la aludida localidad del departamento de Humahuaca, fueron acompañados por el profesor Jorge A. Mendoza que tiene a su cargo la dirección del Taller de Artes plásticas y Artesanías en Chucalezna.

 

Bienal WEBUn minucioso informe sobre las actividades cumplidas en la aludida ciudad porteña, entregaron los jovencitos ayer a la titular en la Subsecretaría de Educación y Cultura, señora Zulema Carrizo de Colombres. Una reunión para ese cometido se cumplió en la mañana de ayer en el despacho de esa dependencia estatal. Expresaron en la ocasión que la bienal tiene por propósito fundamental conocer la capacidad de creación de los jóvenes, y de modo especial las expresiones plásticas, artesanales y folklóricas de cada uno de los países que envían sus representaciones. Los niños de Chucalezna, en el tiempo de su permanencia en la Bienal, realizaron diferentes pinturas, donde plasmaron las bellezas panorámicas de Jujuy y de modo especial de la Quebrada de Humahuaca. Los trabajos quedaron para el Museo de la Casa de la Cultura de la ciudad de Avellaneda.

Un aspecto fue particularmente destacado en la reunión que ayer mantuvieran los miembros de la delegación con la señora de Colombres. Refirieron que se logró cimentar una comunicación singular entre los jóvenes artistas y artesanos, que intercambiaron técnicas y experiencias para la creación. También artistas mayores, indicaron, observaron con interés particular el logro de las obras de los pequeños que evidenciaron conocimientos sólidos de las artes plásticas.

La municipalidad de Avellaneda fue la que organizó la Primera Bienal de Arte Infantil de la que participaron los cinco niños de Jujuy. El Instituto Municipal de Educación por el Arte, dependiente de la Dirección de Enseñanza Artística y Extensión Cultural de la aludida comuna, fue el encargado de delinear todo el evento y tomar a su cargo la materialización de este. La participación de los jovencitos de Chucalezna fue importante, al punto de que se prometió invitar para los eventos posteriores a los miembros del Taller de Artes Plásticas y Artesanías de Chucalezna. En suma, un resultado feliz, para algo que comenzó con el propósito simple de mostrar cuales son las posibilidades de los niños orientados en el arte y concluyó con una muestra singular de Jujuy en el hacer de estos cinco jovencitos: Raúl Carlos Ríos, Gregorio Machaca, Rosaura Liquin, María A. Lamas y Gregorio Cruz.—

ARTESANOS Y PINTORES DE CHUCALEZNA

Foto articuloEstos son los jovencitos que participaron de la Primera Bienal de Arte Infantil, organizada en Avellaneda provincia de Buenos Aires. Gregorio Cruz María A. Lamas, Rosaura Liquin, Gregorio Machaca y Raúl Carlos Ríos, ejecutaron pinturas en el curso del evento. Pertenecen al Taller de Artes Plásticas y Artesanías de Chucalezna, que dirige el profesor Jorge A. Mendoza que en esta nota acompaña a los jovencitos. Prometieron volver a invitar a los jóvenes jujeños a las próximas ediciones de la Bienal de Arte Infantil en la ciudad bonaerense.

Feria del Trueque en Yavi: la producción en manos campesinas.

Cambalache y Trueque en Juella 2015Nota tomada de http://www.elsumbarinojujuy.com.ar

Este fin de semana (9 y 10 de abril de 2016) se realizará la 20º edición de la Feria del Cambalache y Trueque en la Comunidad de Escobar Tres Cerritos, departamento de Yavi, a 50 kilómetros de la ciudad de La Quiaca, bajo la consigna “Producción de Alimentos en Manos Campesinas Indígenas”.

La Feria está organizada por la Red Puna, la Comunidad Aborigen de Escobar Tres Cerritos y la Asociación de Pequeños Productores Aborígenes de la Puna (APPP), con la participación de 45 comunidades originarias de la Quebrada, Puna y Valles jujeños.

Los campesinos y campesinas intercambiarán, de modo ancestral una gran variedad de la producción agrícola, ganadera y alimentaria: frutas, variedades de papas, maíz, habas y verduras, carnes, granos, lanas, cueros, sal, artesanías y todos aquellos productos que hay en las comunidades.

Feria de trueque imagen flyerTomamos la experiencia de nuestros abuelos, de nuestros antiguos. Hoy, venimos haciendo lo mismo, recuperando la historia, la de nuestro pueblo, nuestras raíces. Estas raíces son las que forjan nuestra organización y nuestra lucha. Buscamos defender nuestro derecho a la tierra y a nuestros territorios, a la producción y la comercialización de nuestros productos, y por sobre todo el derecho a nuestra soberanía alimentaría”, señalan en la invitación.

La Feria implica un reconocimiento de la importancia de la producción agroecológica campesina, que diversifica la producción alimentaria, trabaja con cultivos orgánicos y nativos, respeta una relación de reciprocidad con la naturaleza y entre las personas, y produce alimentos sanos para las comunidades locales.

El modelo de los agronegocios, en cambio, impone un paquete tecnológico con semillas transgénicas y agroquímicos, con monocultivos que limitan la variedad de productos y semillas, y condiciona las formas de producir y consumir los alimentos, de acuerdo a las costumbres ancestrales.Feriadel TruequeFlyer comprimida

Referencias

Ferias de otros años:

Otras ferias y festividades en Jujuy:

 

 

 

Las elecciones en un cerro argentino

Hace tiempo que me preguntaba cómo transcurrirían las elecciones en los pueblitos y caseríos perdidos en la Quebrada y Puna. Me parecía una buena idea la de cubrir una elección en alguna de esas zonas recónditas y quasi olvidadas del norte argentino, para así conocer cómo es el operativo y cómo la gente vive el evento.

En ese sentido, la periodista Paz Rodríguez Niell, en una original y larga nota publicada el 16 de agosto de 2015 en el diario La Nación ponía luz sobre la misma inquietud. Allí describe la odisea que tiene lugar para llevar a cabo el proceso eleccionario en Chiyayoc, una localidad ubicada en la Cordillera Oriental salteña que, de seguro, debe tener su equivalente en lugares poco accesibles de Jujuy y también, de otras provincias argentinas. Aquí, la nota:

Política extrema: un viaje a la montaña de los votos perdidos

Las increíbles peripecias para que una urna llegue a un pueblo casi aislado del norte salteño

“IRUYA.- Un paso en falso es letal. A 3200 metros de altura, avanzamos en fila india por una senda de cornisa de 45 centímetros de ancho que serpentea sobre el precipicio. Somos puntos en la inmensidad de los cerros gigantescos. El burro frena. Lleva seis horas subiendo la urna sobre el lomo y no planea dar un paso más. Justo ahí, entre la pared de piedra y el abismo, donde nadie quiere quedarse parado.

Mauro V. Rizzi elecciones2015-LA NACION

Burro con urna, urnero y dos gendarmes en procesión eleccionaria. Foto: Mauro V. Rizzi (La Nación, 2015)

“¡Chuuuuu, burro!”, le grita Moisés Alancay, el baquiano, y le tira desde el final de la hilera una piedra que le rebota cerca de una pata. El burro retoma la marcha. Moisés, con 20 años, es la autoridad, “el urnero”, el único que sabe el camino y el responsable de que la urna llegue a destino, a tiempo. A cambio, el Correo le va a pagar 400 pesos. La urna es lo más importante, casi lo único que importa en esta expedición. Viaja en una bolsa de plástico celeste, atada al burro con tres vueltas de soga y custodiada, además, por dos gendarmes que cargan en sus cinturones pistolas y esposas, aunque ninguno de los peligros que acechan en la soledad de estas montañas pueda resolverse con tiros.
Hay que llegar rápido a Chiyayoc, antes de que caiga la noche y haga mucho frío (en esta zona de los cerros salteños de día puede hacer más de 30 grados y temperaturas bajo cero de noche).
En Chiyayoc está la escuela N° 4345, la meca de esta procesión patriótica. No exageró para nada el Ministerio de Educación cuando la catalogó de “inhóspita”.

La fila marcha lento y los picos parecen multiplicarse en una sucesión infinita. “Unita más”, se sonríe Moisés, pero las subidas no terminan nunca. Él habla poco y camina con pasos cortos. Se crió en estos cerros, pero ahora vive en “la ciudad”, Iruya, donde estudia para ser maestro especializado en lenguas originarias. No hay una nube y el silencio es casi total; sólo se escucha a lo lejos el murmullo del río que quedó cientos de metros más abajo. Da vértigo asomarse a buscarlo. Siete horas y media de marcha por la precordillera salteña, siguiendo un camino de huellas que por momentos apenas se adivinan, con antecedentes de despeñamientos letales. Una gesta con un único objetivo: acercarles la urna a los 67 empadronados de Chiyayoc, de los que finalmente votarán 32.
Organizado por el Correo Argentino y custodiado por Gendarmería Nacional, el operativo electoral que tiene a Iruya como sede de operaciones es el que llega a las escuelas más recónditas del país.

Chiyayoc Iruya mapa GEarth

Chiyayoc, Iruya (Salta) y Humahuaca (Jujuy), en el mapa de Google Earth (veromendo)

Y la odisea no termina con el viaje de la urna. Muchos lugareños viven aún más lejos y caminan horas para votar. Es que Chiyayoc no es un pueblo, ni siquiera un caserío. Es una escuela enclavada en lo alto de un cerro sin nombre, con una iglesia algunos metros más arriba y una cancha de fútbol sin pasto todavía más allá, donde falta el aire y el corazón late tan rápido que es increíble que alguien pueda pensar en correr. Todo rodeado por un manojo de casitas de adobe que, mimetizadas con la montaña, son invisibles en un primer golpe de vista.
Los habitantes de Chiyayoc no tienen luz, agua corriente ni Internet, pero lo que más les preocupa es que no tienen camino. “La principal causa de muerte es el despeñamiento”, dirá Leopoldo Salas, “el director” -y también el maestro- de la escuela, que tiene 24 alumnos de entre 4 y 16 años. Hay cantidad de historias escalofriantes que lo ratifican. La más dramática es la de una mujer que avanzaba con sus dos hijitos, uno caminando y el otro envuelto en su espalda. El más grande se resbaló y para tratar de agarrarlo ella se agachó. Se le cayó el bebe y los dos niños murieron.

 Una rayita blanca
La expedición había salido antes del mediodía y a las 18.20, cuando faltaba una hora para el destino, apareció por primera vez la escuela en un pico vecino. Es una rayita blanca que se ve a lo lejos. Está detrás de la pendiente más vertical de todo el camino, una pared de piedra que es rojo fuego a los últimos rayos del sol.
Antes que la urna, llegaron por su cuenta los dos policías. Siguiendo un protocolo trazado muy lejos de aquí, se les asignó “cuidar el orden en el establecimiento de votación”. Tomaron un atajo no apto para animales ni para “extrairuyanos”.  Esta noche la escuela será el albergue de todos. Es un gran galpón de paredes de ladrillo revocado y techo de chapa, iluminado con la luz mortecina de una tortuga.

Chiyayoc captura de pantalla2

Vista de Chiyayoc (Captura de pantalla, video de Goton ERO, 2009).

Alimenta la escuela un panel solar que tiene los circuitos gastados; por eso se usa el mínimo indispensable de energía. “Acá todo se economiza, incluso las palabras”, dice el maestro desde la cabecera de la mesa montada sobre caballetes. Cuenta que la gente de la zona suele pasar largas temporadas en soledad, en sus puestos, vigilando a sus animales, y que los más grandes apenas saben leer. “No tienen nada que leer, así que no necesitan más”, dice.
Vestido de jogging, se levanta para chequear en la ventana cómo va la búsqueda de señal de su teléfono celular. Como todo en Chiyayoc, el proceso de intentar comunicarse con el mundo es lento y requiere de paciencia. El maestro deja su aparato colgado de la verja durante horas y si de casualidad en algún momento del día pasa una ráfaga de señal, recibe mensajes.
Esta noche el sistema no funcionó. El frío congela las manos. Volverá a probar al día siguiente.
El domingo de las PASO (*) el cerro de Chiyayoc amaneció arriba de un colchón de nubes. Los gendarmes están en el patio con sus trajes verdes completos, incluidos borceguíes y gorros, cuando llegan los hermanos Fabio y Rafael Chorolque, presidente de mesa y suplente. Ya no viven en Chiyayoc, donde casi todos son viejos y niños, y son varias las casas abandonadas. “Es el único lugar de la Argentina con más viviendas que gente”, dice el maestro. Las casas no se pueden vender porque todas estas tierras son una finca coya, Finca Potrero. Sólo pueden transferirse a gente de la comunidad.
-No me puedo quedar. Tengo que volver a Salta [Capital] -dice Fabio, vestido con una campera de River-. Su hermano tiene un buzo con el escudo de Independiente, pero sólo porque, como es negro y rojo, pasa por “gallina”.
-Podés irte, pero tengo que hacer un acta -le contesta con tono amable Reinaldo Rivero, que con 29 años es el mayor de los gendarmes-. Su compañero, Manuel Sosa, “el Gringo”, tiene 23. Ya vino a Chiyayoc el año pasado y creyó que esta vez no le tocaba. Cuando le avisaron que volvía, acababa de llegar a La Quiaca, donde está la sede del escuadrón. Venía de su Formosa natal, del franco que se tomó para casarse.
Fabio desiste de abandonar y se sienta.
A las 10.30 sólo apareció un votante. Otro Chorolque, Jorge, primo de Fabio y Rafael. La familia Chorolque, con 14 empadronados, es la que más nombres aporta a la carilla de electores, que está pegada en el frente de la escuela. Aburridos de esperar, gendarmes contra autoridades de mesa juegan un partido de metegol. El metegol, donado, llegó desde Buenos Aires, y fue subido por la gente del pueblo, igual que el freezer que los más jóvenes cargaron en la espalda, haciendo turnos, durante tres días.

Chiyayoc Vista satelital en Google earth

Vista satelital de Chiyayoc en Google Earth.

En estas “primarias”, además de la urna, hicieron todo el camino 350 sobres y 1300 boletas; mil dentro de la urna y el resto, las “de contingencia”, que entregaron los partidos, en una bolsa amarilla. Todo subido por el mismo burro.
La Justicia Federal Electoral es consciente de la odisea que implica una mesa como ésta. Está claro que mantenerla no esconde un móvil proselitista: Chiyayoc está lejos de mover la aguja en un padrón nacional con 23,2 millones de electores. “Es valorar las condiciones de vida de la gente. Si levantamos la mesa, los estamos obligando a que hagan ellos el esfuerzo”, explicó Adolfo Aráoz Figueroa, el secretario electoral salteño. Que hagan el esfuerzo o que se queden afuera.
De los cientos de boletas, se van a usar sólo 31 (hubo un voto en blanco): 29 de Daniel Scioli (Frente para la Victoria), una de Alejandro Bodart (Movimiento Socialista de los Trabajadores) y una de Elisa Carrió (Cambiemos). “A ésta la han elegido por el color -dijo uno de los que contaban los votos-. Si nadie la conoce”
En Chiyayoc tampoco a Scioli le conocen la cara. El único televisor que hay está en la escuela. “Acá los chicos vieron a Messi, su ídolo, por primera vez. No podían creer que fuera así de chiquito. Se lo imaginaban enorme”, contó el maestro.
Además de un viaje a lo alto, el ascenso a Chiyayoc parece un viaje en el tiempo. El único contacto con el resto del mundo es la radio. Una eternidad separa a este electorado de las campañas de marketing que gobiernan la política: acá la imagen de los candidatos no juega.
“Escuchamos por la radio que la Presidenta dice que hay que apoyar a tal candidato”, explica Ester Rojas, de piel curtida, pulóver abrigado y un viejo sombrero de ala negro. Acaba de votar a Scioli y va camino a la ciudad. Baja a llevar a Rosalinda, su beba, que duerme en su espalda envuelta en un pañuelo violeta. Hace dos días que su hija no hace pis y la lleva al hospital. Ester es peronista, como su madre. “Acá no hay radicales y esas cosas. Capaz en Iruya”, dice. Ella siempre votó a Cristina Kirchner. “Es mujer, igual que yo, y no parece mala persona.”
-¿Qué es Scioli de Cristina? -pregunta Nativa Ramos, sentada en el mástil del patio de la escuela. Ella también lo votó y no se refiere a cargos ni vínculos políticos: quiere saber cuál es el parentesco.
Sergio Ramos viene subiendo la montaña mascando coca, con un palo como bastón. Otra vez, apareció empadronado en San Juan, a varias horas por los cerros. Tiene 26 años y es lo más parecido a un militante político que hay en la zona. Este año, antes de las elecciones en las que se votó al intendente de Iruya, organizó un encuentro con el candidato que finalmente ganó, Alfredo Soto, kirchnerista, que llegó a pie y durmió en su casa. “Le junté como 20 personas”, dice con orgullo. Ramos también tiene una tragedia en su haber. Cuando estaban rompiendo el cerro a paladas para construir la cancha de fútbol, la pared se desplomó y su hermano de 13 años murió aplastado frente a él.

Chicayoc PASO-2015-Mauro V. Rizzi

En Chiyayoc, elecciones PASO 2015. Foto: Mauro V. Rizzi (La Nación, 2015).

En Chiyayoc, la gente vive de sus animales y eso le alcanza apenas para subsistir. La llegada de los planes sociales les cambió la vida. “Acá todos tienen sueldito y no quieren trabajar. Por eso no me gustan los políticos. No veo y voy a votar a cualquiera”, refunfuña una mujer de 72 años, que no dice su nombre, sólo que ella también cobra el suyo: “el ama de casa”. Su opinión no es para nada mayoritaria. “Voto porque nos ayudan, para que nos sigan ayudando. Es muy importante para nosotros”, dice Pamela Ramos, que habla tan bajito que su voz es casi inaudible. Ella es alumna de la escuela y vota por primera vez.

El pago de los planes está bancarizado a través del cajero que se instaló en Iruya. No obstante, la gente conserva la costumbre de bajar de los cerros el tercer viernes de cada mes, para buscar “el pago”, y ese día se monta una feria en la plaza. Instalada en la misma calle del cajero, la pequeña oficina del Correo les sigue pagando a muchos que desconfían de las máquinas.
“Algunos dicen que los planes echan a perder a la gente, pero acá tampoco hay muchas fuentes de trabajo. Ahora por lo menos no se sufre tanto”, reflexiona el flamante intendente kirchnerista de Iruya. Las elecciones que Soto ganó en mayo fueron muy peleadas y desgastantes (entre todos los candidatos peronistas). Ahora, para las PASO (*), aflojaron. “Ya no había fondos, por eso no hubo comités”, cuenta.
-¿No hay comité? -pregunta una señora que asoma la cabeza por la puerta de la escuela de Chiyayoc.
Nos miran como marcianos cuando preguntamos qué es un “comité”. Es la comida que, pagada por una fuerza política, se organiza en una casa cercana a la escuela el día de las elecciones. La mesa se levanta por un rato -ni las autoridades más estrictas se animarían a impedirlo- y todos se van a almorzar.
Eso es después de otra ceremonia obligada: la celebración en la iglesia. Como el cura sube una vez al año, para la fiesta patronal de Nuestra Señora de Luján, el resto de los domingos encabeza la ceremonia “el animador”, Ciriaco Rojas. Además, los viernes, a un costado de la iglesia, le dan de comer a la Pacha Mama. Entierran comida y bebidas en un pozo a la altura del altar.
Ciriaco se olvidó los anteojos y apenas puede leer. Mira la Biblia y después de tantos años la recita casi de memoria. La iglesia tiene ocho filas de bancos apretadas adelante y un altar con cuadros de la Virgen coronados por flores de papel multicolores. Sus nueve feligreses cantan “Hosanna en las alturas” tratando de seguir la voz de la más joven, que es potente, aguda y zigzagueante, y suena como los cantos del altiplano. En el patio de la escuela, varios metros más abajo, quienes ya votaron miran para arriba. Especulan con que en cualquier momento termina la celebración y se completan los votantes.
Saben a quién hay que esperar, quién no va a venir, quién está lejos, en su puesto de invierno. Los desconcierta la aparición en el padrón de “Condorí, Héctor Rubén”, un desconocido. Seguramente, un error.
A las 18 en punto cierra la mesa. Hay que hacer todo rápido. Falta la bajada. No se puede esperar al día siguiente. La urna tiene que llegar esta noche a Iruya, aunque sea de madrugada. Sin “handy” ni señal de teléfono, no hay forma de adelantar los resultados. Efraín Arraya, el encargado del Correo del pueblo, estará toda la noche esperando que vayan llegando las mesas más lejanas, apostado en la hostería Tacacho, centro de operaciones de Gendarmería.
La urna está asegurada sobre el burro, lista para emprender el viaje, cuando se levanta un viento zonda. Entre las nubes de polvo, el paisaje se vuelve fantasmal. No parecen las mismas montañas que un día antes brillaban al sol. Ahora apenas se ve. Los gendarmes apuran el paso y por momentos van casi corriendo. Concentrados. En silencio. Hay que subirse a ese fervor y confiar en que la gesta tiene sentido. La noche, sin luna, es muy oscura. Que las linternas sólo muestren la huella es una ventaja. Permite olvidar, de a ratos, el precipicio.

Publicación original en http://www.lanacion.com.ar/1819748-camino-a-chiyayoc-un-viaje-en-el-tiempo-a-la-montana-de-los-votos-perdidos

Imágenes

  • Mauro V. Rizzi, para La Nación.
  • Gotzon ERO. Video “Los Valles de Altura – Iruya-Chiyayoc”. Agosto de 2009 en https://vimeo.com/7293851
  • Mapas, a partir de Google Earth.

(*) ¿Qué son las elecciones P.A.S.O. en la Argentina?

P.A.S.O es un acrónimo de Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias, indicando:

  •  Primarias: porque en esas elecciones se pre seleccionan los candidatos para los cargos públicos que se elegirán a nivel nacional.  Una o más listas de precandidatos de cada partido o alianza compiten entre sí, para determinar la candidatura con la que cada agrupación política se podrá presentar en las elecciones nacionales. Además se habilita qué partidos y alianzas podrán competir, ya que se requiere un mínimo de 1,5% de los votos para poder participar en la elección definitiva. Estas elecciones fueron previas a la elección definitiva, que se llevó a cabo el 25 de Octubre de 2015.
  • Abiertas: porque pueden participar tod@s l@s argentin@s mayores de 16 años, sin necesidad de afiliación a los partidos políticos.
  • Simultáneas: porque se realizan en todo el país al mismo tiempo.
  • Obligatorias: porque ese es su carácter, para l@s ciudadan@s argentin@s mayores de 18 años.
Iruya collage Chucalezna--

Llegando a Iruya por la RP 133 (collage de fotos 35 mm, veromendo 2005)

 

El otro país (Análisis, 1969)

El otro pais comprimida chucalezna-Es el deslumbramiento cinematográfico y la certidumbre de que la Argentina cuenta —en la persona del cineasta Jorge Prelorán (36 años, una hija) — con un documentalista adulto y riguroso que hará su primera aparición pública a partir del próximo viernes 31 de octubre —y los martes y viernes del mes de noviembre— en el Teatro San Martín, donde se proyectarán 19 de sus películas, con un total de 6 horas 49 minutos de proyección. Esta es la parcial cosecha (su obra total cubre 16 horas 22 minutos de cine) de un largo y silencioso trabajo que, como camarógrafo, compaginador y director, ha cumplido Jorge Prelorán desde la Puna de Atacama, a más de 4.000 metros de altura, hasta inéditos rincones de la cordillera austral, recorriendo en jeep caminos precarios, regiones deshabitadas, o en viajes de 20 horas a lomo de mula por sendas escarpadas y zonas inhóspitas del país.

Para el folklorista Augusto Raúl Cortázar, profesor titular y director del Departamento de Ciencias Antropológicas de la Facultad de Filosofía y Letras de Buenos Aires “estas películas de Prelorán forman el conjunto más completo, más importante y más documentado de expresiones folklóricas argentinas representativas. Además se valoran por su calidad artística cinematográfica”. Pero Jorge Prelorán hubo de ser arquitecto (“Lo intenté en la Universidad de Buenos Aires y en la de California”), también pianista (“Seguí 7 años de estudios con el profesor Lalewicz”), según reveló la semana pasada a ANÁLISIS. Sin embargo: “Terminé como graduado de la Universidad de California, en Los Ángeles, como Bachelor of Arts in Motion Pictures (Bachiller en cinematografía) en 1960”.

En rigor, las predilecciones cinematográficas de Prelorán se manifiestan y concretan a los 21 años de edad, cuando filmó “Venganza”, un tema policial desarrollado en 30 minutos, en blanco y negro, con el cual ganó el Primer Premio del Concurso para Principiantes del Cine Club Argentino, en 1954. Entonces, el actor de esa película —hoy es el arquitecto Alberto Nicolini— supo vincularlo, en 1963, con la Universidad Nacional de Tucumán, donde Prelorán se ha venido desempeñando (1968-69) como asesor audiovisual del rectorado, bajo contrato, para la producción de material didáctico. En 6 años ha realizado 32 películas y 28 series didácticas. Precisamente, los films que se exhibirán en el Teatro San Martín son, en parte, de este ciclo, habiendo participado en la coproducción de ellas el Fondo Nacional de las Artes, instituciones que ahora auspician la presentación en Buenos Aires.
Catalogo compPara el asistente de filmación de Prelorán, Sergio Barbieri (25 años, graduado en Bellas Artes, fotógrafo, coeditor del sello Pistacho y autor para el mismo de 6 libros a mano impresos con tacos de xilografía), “Jorge Prelorán es una mezcla del Apolo 11 y los tallarines: su madre es norteamericana y su padre hijo de italianos. En realidad, quiero decir que maneja una técnica de primera categoría; para él, usar la cámara es como tener un guante puesto. Por otra parte, es un repentista al que no se le escapa nada, vive lo que está ocurriendo a través de la cámara”.

En 1968, Prelorán asistió —único representante latinoamericano— al Coloquio sobre Films Etnográficos de la Universidad de California donde el famoso musicólogo y documentalista de la Universidad de Columbia, Alan Lomax, no ocultó su admiración —compartida por los congresistas— por el material de Prelorán, expresando —según el testimonio de Augusto Raúl Cortázar— que “gracias a este realizador, la Puna argentina es la zona más filmada etnográficamente en el mundo”.

Horas antes de que Jorge Prelorán viajara a Neuquén para hacer las últimas tomas de su película “Ruca Choroy” (80 minutos, color), el lunes de la semana pasada, ANÁLISIS se constituyó en la casa-laboratorio-sala de proyecciones que Jorge Prelorán habita en Barrancas de Belgrano, donde proyectó “Hermógenes Cayo” (65 minutos, color) sobre la vida de un santero de Cochinoca en la Puna jujeña, realizada con asesoramiento de Augusto Cortázar, Leda Valladares (musicóloga), Jorge Mendoza (profesor de Bellas Artes de Jujuy) y asistencia de Sergio Barbieri: “Tardamos un año y medio en filmarla —testimonió Prelorán— y durante 6 meses previos dialogamos con Hermógenes. Cuando nos dispusimos a filmar, grabamos 9 horas de revelaciones de este gran amigo que fue Hermógenes Cayo. No trabajamos con guión escrito. Se trató de filmar al personaje en su hábitat”.

Hermógenes Cayo” es una experiencia única, un hecho científicamente documentado bajo forma cinematográfica; también una emotiva realización que escapa a todo encasillamiento y se jerarquiza como obra de arte, donde los esfuerzos físicos, la hazaña técnica y el obstinado rigor de Prelorán tienen ideal expresión en palabras de Hermógenes enunciadas en uno de los fragmentos más conmocionantes de la película:

“Una ocasión fui yo allá a Colansulí de los Andes y me dijeron: hay un armonio que ya está bastante deteriorado, ha venido uno que quería componerlo pero ya lo ha acabado de arruinar más del todo. ¡Oh! digo yo, amigo yo comprendo eso si quiere prestármelo, yo voy a desarmar todo, pieza por pieza, y claro pedía yo nada más para fijarme de dentro como es, porque estas cosas no son cosas del otro mundo, sino son cosas hechas por los hombres igual que yo. Y esto es todo a base de tornillos”.

Así habló Hermógenes Cayo. Prelorán logró conocerlo como nadie, antes de que muriera, para testimoniarlo como fue, como todo un hombre.

Nota publicada en la REVISTA ANÁLISIS, N° 449 del 21 de octubre de 1969

INDEX: 2 años, 100 entradas.

Indice 100 posts 10-BLOG-    » 100 INDEX: 2 años, 100 entradas.

 

Indice 100 posts 9-BLOG corr» 99 OCLOYAS: entre la selva y las nubes.

» 98 “Y el arriero va…” Trabajo de los Niños del Taller de Chucalezna.

» 97Paisaje con luna.” Trabajo de los Niños del Taller de Chucalezna.

» 96 MIKUNA, red jujeña, por vero mendoza.

» 95 Ventana al pasado: crónica desde Villa San Martín.

» 94 “TIRAXI, lugar encantado” por Laura Ballatore (Clarín, 2004).

» 93 Semana Santa en Jujuy – Viacrucis en PURMAMARCA.

» 92 Semana Santa en Jujuy.

» 91 Cultura: una tarea para afianzar… (El Tribuno de Jujuy, 1987).

» 90 Museo Municipal de Bellas Artes “Profesor Jorge A. Mendoza”: Inauguración. (Pregón 1987).

» 89 Museo Municipal de Bellas Artes “Profesor Jorge A. Mendoza”: su historia, por vero mendoza.

 

Indice 100 posts 8-BLOG--

» 88 CHUCALEZNA: paisaje para no olvidar.

» 87 Desapego, por Grupo Renacer.

» 86 JuyDroid: todo el clima de Jujuy.

» 85 Paisajes imperdibles de Jujuy, por Kevin Zaouali.

» 84 En verano, Jujuy a pura fiesta por vero mendoza.

» 83 Poesía en imágenes. La mirada de Néstor Groppa.

» 82 En Jujuy los restaurantes ofrecerán agua potable sin cobrarla por Editor.

» 81Tiraxi está a tiro de piedra (La Nación, 1995).

» 80 Puentes 2.

» 79 Termas de Reyes.

» 78 Tercera edición de la “Noche de los Museos de Jujuy” (ServiPren, 2014).

 

Indice 100 posts 7-BLOG--» 77Quebradas y abras en la geografía de Jujuy” por vero mendoza.

» 76 Noviembre en el Calendario 1981: “Día de los finados”.

» 75 Termas en Jujuy por Joaquín Carrillo.

» 74 Enigmas de la Quebrada: José Armanini.

» 73 El tesoro escondido del Yacoraite por José Armanini.

» 72 LABURANDO, por vero mendoza.

» 71 Septiembre en el Calendario 1981. Trabajo de los Niños del Taller de Chucalezna.

» 70Abra de Yacoraite” por vero mendoza.

» 69Jujuy en primavera” por vero mendoza.

» 68 Serranía del Hornocal, por Kevin Zaouali.

» 672014. Año Internacional de la Agricultura Familiar” por vero mendoza.

 

Indice 100 posts 6-BLOG-» 66 IAIJUTSU por .pramundo.

» 65Etnografía de la Quebrada de Humahuaca” por vero mendoza.

» 64 Mapa etnográfico de la Provincia de Jujuy.

» 63 Invierno en San Salvador de Jujuy. La mirada de Mario Linares.

» 62 Julio en Chucalezna. Trabajo de los Niños del Taller de Chucalezna.

» 61 diecisiete , del mes seis , del dos mil catorce : Néstor Groppa, poeta.

» 60 Fervor mundialista: la selección de Chucalezna.

» 59 Selecciones Folklóricas Nº 13: último número editado.

» 58 Niños Pintores de Chucalezna” por Jorge A. Mendoza.

» 57 “Niños Pintores de Chucalezna” en Selecciones Folklóricas (1966).

» 56 AM (About me).

 

Indice 100 posts 5-BLOG-» 55 Estatice (Limoniun sinuatum).

» 54 Viva Jujuy! en el subte de Buenos Aires.

» 53 Un humilde homenaje a Radio Belgrano (1983-1989).

» 52 Tilquiza: flora.

» 51 Semana Santa en Jujuy: Tumbaya.

» 50 Museo Prof. Jorge Mendoza en San Salvador de Jujuy (El Tribuno, 2014)

» 49 Laguna de Tesorero – Parte Final.

» 48 Laguna de Tesorero. Parte IV : “Laguna virtual.

» 47 Laguna de Tesorero. Parte III.

» 46 Laguna de Tesorero. Parte II.

» 45 Laguna de Tesorero. Intro.

 

Indice 100 posts 4-BLOG-» 44 Triángulos en Tilquiza.

» 43 Trapecios en la Quebrada de Humahuaca .

» 42 El Carnaval. Parte II.

» 41 El Carnaval. Parte I.

» 40 Jujuy, el jardín de la República.

» 39 San Salvador de Jujuy: pórtico de la Quebrada por Miguel Ángel Pereyra.

» 38 Bajo el cielo de Jujuy, Samos y Mendoza… (Clarín, 1961).

» 37Quirquinchitos” por Miguel Martínez.

» 36La Víbora por Marcos Chorolque.

» 35 Petroglifos en Humahuaca por vero mendoza.

» 34 ¿Quién me ha robado el mes de Abril?

 

Indice 100 posts 3-BLOG-» 33 Gracias a la vida. Aniversario del nacimiento de Jorge Mendoza.

» 32 Postales de Jujuy: río Yacoraite.

» 31 Nicolasa Nelson, maestra de Chucalezna por vero mendoza.

» 30 Diciembre: adorando en Navidad.

» 29 La caja de Pandora II: “Papá y gallinitas”.

» 28 Yacoraite otoñal…

» 27 La caja de Pandora: diapositivas inéditas.

» 26 TROESMAS (Maestros) por vero mendoza.

» 25 La muerte es la última etapa… por Víctor Nishio Yasuoka.

» 24 Puentes.

» 23 Cardonales.

 

Indice 100 posts 2-BLOG-» 22 Yacoraite en la mañana. Panorámica

» 21 WALL CALENDAR 1976 – UNICEF.

» 20 Los 4 del Austral (Clarín, 1961).

» 19 Chivas Chuca.

» 18 Epígrafes II: San Salvador de Jujuy.

» 17 Vida de maestros por Oscar Taffetani (Argenpress, 2009).

» 16 POSTALES de Jujuy: Yacoraite.

» 15 “Los últimos trenes” por Néstor Groppa, poeta de Jujuy.

» 14 El tren por CHUCALEZNA, por Lorenzo Kelly.

» 13 Niñas que danzan. El recreo en la Escuela Taller de Chucalezna.

» 12 PERFILES, por vero mendoza.

 

Indice 100 posts 1-BLOG-» 11 Cara y contracara (Pregón, 1973).

» 10 En un recodo del paisaje, Jorge Mendoza ha muerto por Ernestina Acosta.

» 9 Epígrafes.

» 8 Geografías: Chucalezna en el mapa de Jujuy.

» 7 “La fuerza de la tierra en un escultor jujeño” (Clarín, 1962).

» 6 JORGE MENDOZA: antecedentes artísticos y docentes.

» 5 Chucalezna – La Cherenta. Entrevista a Claudio Samos (El Ojo Digital, 2008).

» 4 Jorge Mendoza, siempre luz: origen del nombre.

» 3 Pensando en Chucalezna, pensando en Jorge Mendoza…por vero mendoza.

» 2 Jujuy, cuando volveré…

» 1 Jorge Mendoza, por siempre en la atmósfera de Chucalezna.