Jujuy en mapas: TILCARA

En Entradas sucesivas, continuaré poniendo a disposición de l@s lector@s algunos mapas de la provincia de Jujuy y de sus regiones.

Luego de cuatro años de llevar adelante Chucalezna, he podido percibir una gran avidez por mapas, tanto para viajeros y turistas como con fines escolares.

He obtenido los más antiguos de viejas cartillas turísticas (se indicará la fecha estimada de publicación) mientras que otros han sido realizados artesanalmente con fines didácticos. Finalmente, los tan útiles de la DPV (Dirección Privincial de Vialidad) que en la actualidad no se encuentran disponibles en su WEB. De todos modos, siempre se recomienda chequear la cartografía a través de Google Maps o Google Earth, para corroborrar que no se haya cambiado la traza de algunos caminos.

DEPARTAMENTO TILCARA refsDepartamento de Tilcara DPV (1)

Otros mapas:

Anuncios

Cianzo, paraíso más allá del Hornocal

Cuando de Jujuy se trata, visitar la ciudad de Humahuaca suele ser un destino obligado. Pero hoy el viajero debe saber que “la onda” humahuaqueña sigue más allá de las callejuelas de la ciudad. Cruzando el río Grande, encarando hacia el sureste lo espera la serranía del Hornocal, que marca el límite con Valle Grande. Bautizada por los agentes de turismo como el “Cerro de los 14 Colores” (quizás en un intento por destronar al ya famoso “Cerro de los Siete Colores” purmamarqueño), esta formación geológica que  semeja una gigantesca guarda textil, regala a los ojos una paleta de infinitos matices en amarillos y rosados.

Para llegar al mirador del Hornocal desde Humahuaca la única opción es la Ruta Provincial 73, una cinta de ripio que zigzaguea por varios kilómetros en subida. Ya en el camino, un alto para mirar hacia atrás puede ofrecer una hermosa panorámica de las cadenas montañosas al oeste de la Quebrada de Humahuaca. Si el día es diáfano, podrá llegar a verse el nevado de Chañi, pico más alto de la región. Finalmente, tras casi una hora de viaje, se llega a lo alto donde un cruce de caminos exige detenerse y atender a los carteles. El camino con dirección sur, desemboca en una lengua de tierra que, a 4350 metros sobre el nivel del mar, constituye el mirador.

Humahuaca circuito Hornocal Cianzo Aparzo Palca de Aparzo-

Humahuaca y sus circuitos (http://www.ronque.blogspot.com.ar)

Pero para acceder al lugar hay que atravesar un “puesto de control” designado por una comunidad lugareña, que cobra un bono contribución por cada vehículo que ingresa. Esta decisión puede resultar  un tanto arbitraria, pero en el lugar se ofrece un servicio de baños químicos y el mantenimiento de los senderos.

Para quienes se “apunan” y las hojas de “coca” no son de su agrado, un termo con té de manzanilla  y “pupusa” –planta medicinal local–, endulzado con miel, puede ser una opción salvadora para disfrutarar del paseo sin los síntomas de apunamiento.

Para el regreso a Huamahuaca hay dos opciones: volver por el mismo camino de subida, ahora en bajada, o seguir hacia el este, aventurándose hacia los paisajes de Cianzo, Palca de Aparzo y Aparzo.

Si la segunda es la opción elegida, el viajero se encontrará con un camino hermoso que, sin embargo, en su primer tramo llama a la precaución dada la fuerte pendiente y su superficie de ripio (el descenso en “primera” suele ser lo conveniente). Pero bajar la velocidad posibilita admirar la panorámica sobre Cianzo, un pequeño poblado  enmarcado por verdes vegas y cerros colorados que se presenta como siguiente destino.

S8307512-(2)

Cianzo podría recorrerse rápidamente pues se erige a ambas manos del camino, pero invita a hacer constantes pausas admirando los sembradíos de habas, de flores, la capilla, el río homónimo.

De allí en más, el camino cruza varias veces el cauce o los brazos del río, por lo que es importante tener en cuenta el vehículo con el que se encarará la travesía: una pick up o camioneta de cierta altura es lo más aconsejable. Además, en verano el camino puede estar cortado si el caudal aumenta por las lluvias.

IMG_20180320_175532 - (2)

En el siguiente cruce de caminos se vislumbran hacia el Este unos paisajes de ensueño. La posibilidad de acercarse al Abra de Zenta es una tentación. Sin embargo, este es un recorrido bastante largo y en subida, que se recomienda realizar como parte de otra aventura hacia destinos como Santa Ana y Caspalá,  ya de camino a los Valles Orientales.

Retomando curso hacia Palca de Aparzo antes de que caiga la noche, cerros de terciopelo esperan al viajero pues pastizales de altura tapizan las ondulaciones a esa altitud.

El circuito va dando la vuelta, cruza nuevos ríos y se enfrenta al sol en el poniente. Se deja atrás Aparzo, con sus preciosos prados amarillos por los “sunchos” en flor y enormes “cortaderas” que custodian el camino.

Mientras tanto, una majada en rauda bajada y una preciosa laguna en altura serán los últimos regalos de la luz.

S8307514-(2')

S8307521 C-(2)

Finalmente cae la noche. No es lo recomendable para encarar el pronunciado descenso hacia Humahuaca. Sin embargo una charla ligera y bastante atención al camino son suficientes para depositar al viajero sano y salvo en algún lugar del centro de la ciudad, donde unas buenas empanadas de queso y un vino rojo podrán coronar esta jornada de viaje y paisajes.

Recomendaciones

  • Para disfrutar de Hornocal en todo su esplendor, se sugiere ir por la tarde, que es cuando recibe el sol de frente.
  • Siempre llevar abrigo, ya que en las zonas altas suele soplar bastante viento y hace frío. Hasta Cianzo se llega bien en vehículo normal. Para aventurarse más allá, ir en camioneta o 4×4, pues el camino exige el cruce de varios ríos. Tener en cuenta que en verano las lluvias pueden cortar el camino y, que en invierno puede estar escarchado. En verano puede repentinamente granizar.
  • Este fantástico recorrido puede tomar hasta seis horas en total desde la salida de Humahuaca, pues cada recodo, cada pueblo, cada río, cada pieza de fauna y flora puede confirmarse como un nuevo alto en el camino. Luis lamas contactoSe puede realizar con Luis Lamas, baqueano de Cianzo, a quien conocimos en este viaje. También contratando otros servicios de camionetas que tienen su habitual “parada” en el puente que cruza el río Grande, en Humahuaca. La mayoría está en muy buenas condiciones y cuenta con la habilitación municipal para paseos turísticos.

 

Agradecimientos

  • S8307507-(2)Nuevamente a la Profe Faltracco, quien le puso el cuerpo a la Toyota ’99!
  • A AR, por la edición de estas aventuras.

 

 

Referencias

El sitio de Alicia Faltracco, pintora y amiga http://aliciafaltracco.com/

Sobre la “pupusa” (Werneria poposa Phil.): Vignale, N. D. Plantas medicinales del área andina de la provincia de Jujuy en http://www.herbotecnia.com.ar/c-biblio014-17.html . La pupusa se consigue en el puesto de especias y hierbas aromáticas del Mercado de Abasto de San Salvador de Jujuy, cerca de la Vieja Terminal de Ómnibus y es infalible!

Acerca del “suncho” o “sunchu” (Viguiera lanceolata) en el sitio de Medicina Intercultural en http://medicinaintercultural.org/cd/plantas/sunchu-0 

El mapa de Humahuaca se obtuvo del sitio oficial de la Comunidad de Ronque (distrito Rodero, departamento Humahuaca) donde se ofrece más información para el viajero, en http://ronque.blogspot.com.ar/

Mapa de Google maps:

Circuito Hornocal, Cianzo, Aparzo, Palca de Aparzo- RP73-

RN 9, Km 1800

CHUCALEZNA.

Todo por hacer.

Postales de Jujuy: Tilcara

A través de estas imágenes evoco la Tilcara que vivieron mis padres y abuelos, y rememoro la de mi infancia…

Vista panorámica de Tilcara hacia 1930 por Federico Kohlmann

Vista panorámica de Tilcara hacia 1930 por Federico Kohlmann (archivo de la BNMM)

Por su emplazamiento, su clima, su historia y su cultura, Tilcara sigue siendo el pueblo cuyo nombre surge inmediatamente, en el imaginario de jujeños y forasteros, al nombrar la Quebrada de Humahuaca.

1930∗∗∗2011

BNA_FO005612_22_01

Tilcara hacia 1920 por Federico Kohlmann (archivo de la BNMM)

1920∗∗∗2011

Referencias

2002

img051 Composición2--

Tilcara, panorámica hacia el Oeste (veromendo, 2002).

 

 

 

Descubriendo el Qhapaq Ñan por la Quebrada de Sapagua

Por la ruta del Q Ñan banner

En agosto de 2016 tomé rumbo a Jujuy para sacarme la mufa y la humedad del sur. El truco funcionó y unos días gloriosos de sol y calorcito me esperaban dispuestos a abrazarme (y a cambiarme el humor).

La visita a Humahuaca ese año fue reveladora por muchos motivos. Por un lado, fui invitada a la casa de la profe Faltracco para participar de la ceremonia en honor a la Pachamama (Entrada 134). Y ese mismo día, luego de la increíble experiencia de purificación, de comer y de beber con la tierra, la dueña de casa me propuso marchar hacia los petroglifos de Sapagua que yo, desde hace tiempo, ansiaba ver con mis propios ojos.

El lugar está bastante cerca de Humahuaca, hacia el NO. Nos acercamos en vehículo por RN9 tanto como pudimos y luego, al adentrarnos por un camino de ripio que ascendía levemente, empezaron a aparecer a nuestra derecha unas suaves ondulaciones aterciopeladas todavía en marrones y ocres invernales. La tarde estaba especialmente radiante y al iniciar la marcha de a pie pude quedarme en remera y asolearme, dejando atrás las tres infatigables capas de abrigo.

Sapagua Comp2--

Encontrar el punto de descenso hacia la playa del río Sapagua en la zona donde está la pared con los petroglifos no es fácil, por ello es que siempre se recomienda ir con un guía de la comunidad de Hornaditas. Sin embargo, fue muy divertido hallar la forma de descender, ante la mirada azorada de una majada de cabritas que, desde el cerro de enfrente no podían comprender tanta torpeza. Finalmente, derrapamos a metros de “El pintado”: los petroglifos estaban allí, en vivo y en directo. El cartel que había visto en las fotos de difusión turística del lugar ya no estaba, seguramente llevado por la corriente del río en algún verano reciente. La destrucción de las defensas que pretendían poner a resguardo estas maravillas arqueológicas así lo sugiere.

Panel 2016-

Panel de “El Pintado“, Humahuaca, Jujuy (veromendo, 2016)

El paso del tiempo, el clima, el crecimiento de vegetación en los intersticios y también el turismo displicente han generado un deterioro en los paredones esgrafiados. Aun así resultan fascinantes. El pasado y el presente colapsan en un mismo punto del espacio  (ver ENTRADA 35).

Por el río Sapagua

Quebrada del río Sapagua (veromendo 2016)

Decidimos disfrutar del regreso emprendiendo una caminata por la playa, mientras buscábamos un lugar de ascenso natural. Fue así que con sorpresa nos topamos con vestigios del histórico Qhapac Ñan y  decidimos retomar nuestro camino por esas antiguas huellas.

Qhapaq Ñan, que en lengua quechua significa “principal camino”, se refiere a la red vial que llegó a unir el centro-oeste de Argentina y Chile con el suroeste de Colombia bajo dominio de la cultura Inca, antes de la llegada de los españoles. Esta red de caminos sumó más de 30.000 km en total, conectando centros de producción, administración y sitios ceremoniales. Muchos de ellos habían sido construidos durante la época pre-incaica pero luego, el Tawantinsuyo los tomó como propios e impulsó su ampliación e interconexión para cubrir un área geográfica cada vez mayor. De esta manera, el con frecuencia denominado “Camino del Inca”, constituyó la base de su poder político y económico.

La provincia de Jujuy se encuentra surcada por parte de esa extensa red de arterias que conforman el Qhapac Ñan. En la actualidad pueden encontrarse algunas de sus estructuras, mostrando la conexión que existía entre la región de la Puna con la Quebrada de Humahuaca y de ésta, con las Yungas permitiendo reconstruir, las actividades de los pueblos pre-hispánicos y sus relaciones comerciales. Los lugares elegidos para el emplazamiento del camino y la fortaleza de la construcción le han permitido resistir hasta nuestros días a pesar de la topología y de la erosión por la rigurosidad del clima. Según pude informarme, remontando la Quebrada del río Sapagua hacia el oeste y continuando por Inca-Cueva, persisten tramos del Qhapac Ñan en buen estado.

Sapagua

La vista del río Sapagua desde el Qhapac ñan (veromendo 2016)

Mientras caminábamos en silencio por esa senda ancestral, nos íbamos desintegrando y pasábamos a formar parte del paisaje. Empecé a sentir una emoción única, con la sensación de estar en total conexión con mis omnipresentes antepasados andinos.

El Qhapaq Ñan fue declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO en 2014.

© veromendo 2017

Referencias y recomendaciones

veromendo en SapaguaMi agradecimiento a “la profe” Alicia Faltracco, guía en los senderos del Qhapac Ñan.

Tilcara 1984

Tomas realizadas en Tilcara y Maimará a principios de los ’80 utilizando una cámara automática muy básica, con visor directo y cartucho 126, que generaba estas fotos cuadraditas. Creo que era una Kodak. Fue mi primera cámara.

Maimará 1984 veromendo

Maimará y su cementerio desde RN9 (veromendo, 1984)

 No son grandes fotos, pero fueron las primeras en Jujuy.

tauro matic 1c

Kodak TAURO Matic !

Más de imágenes de Tilcara en “Postales de Jujuy: Tilcara“:  https://chucalezna.wordpress.com/2017/10/30/postales-de-jujuy-tilcara/