Poesía en imágenes

ハカランダ紫ふいて日に揺らぐ。

椿仙人 (1940)

“El jacarandá

florece en violeta

y oscila con el sol.” (*)

ハカランダ por Néstor GroppaWP

Jacarandá en Jujuy, por Néstor Groppa (años ’90)

Jacaranda mimosifolia es una especie autóctona,  ampliamente distribuída en las provincias del NOA: Jujuy, Salta y Tucumán. En Buenos Aires, también se encuentra presente en plazas y formando parte del arbolado público de la ciudad. Se caracteriza por su floración violeta-azulada en los meses de octubre-noviembre (dependiendo de la latitud), y la caída de sus flores produce un delicado “efecto alfombra“.

Ilustra esta entrada una poética imagen del árbol en flor, en alguna de las tantas plazoletas de San Salvador de Jujuy. Esta foto fue tomada por el escritor Néstor Groppa, de quien la recibí como obsequio. Es una de mis fotografías favoritas y la atesoro por la belleza y melancolía que irradia.

Sin duda, poesía en  imágenes.

*

**

***

Referencias:

*

En caso de tomar información de esta página, se solicita citar la fuente original y nombre del autor de la fotografía. Esta información se publica para hacer una sincera difusión del patrimonio cultural de Jujuy, sin fines de lucro. Gracias.

diecisiete , del mes seis , del dos mil catorce : Néstor Groppa, poeta.

img138 wordpressdotcom comp

Contratapa del libro de Néstor Groppa “LUCERO DEL ALBA ESTRELLA DEL PASTOR” (Jujuy, Buenamontaña, 2010). Detrás de la lente, el autor, Don Néstor.

diecisiete , del mes seis , del dos mil catorce (*)

Hoy 17 de junio es el aniversario del nacimiento del reconocido y querido poeta de Jujuy -aunque nacido en Laborde (Córdoba)-, Don Néstor Groppa.

Mi humilde homenaje desde el cariño, desde el recuerdo cotidiano, desde el extrañarlo y hasta soñarlo algunas veces…y desde estar convencida de que cuando imaginariamente le planteo alguna duda, me da la respuesta en forma de poema en alguno de sus libros abierto al azar…

A continuación, uno de mis poemas favoritos que, en mi imaginario, constituye el perfecto decálogo para ser padres… Y, dado que paradójicamente no realicé ningún post para el día del padre, aquí va éste que tiene mucho que ver.

Gracias Tío, dondequieraquestés!

Note0001 NG

(*) El título de esta entrada, se inspiró en la personal forma que el escritor utilizó en otro de sus poemas, para inscribir la misma fecha, pero de dos mil diez, año de edición del libro (LUCERO DEL ALBA ESTRELLA DEL PASTOR, Néstor Groppa, Buenamontaña, 2010, San Salvador de Jujuy, pag. 167).

AM

(About Me)

 

Antes que el sueño (o el terror) tejiera
Mitologías y cosmogonías,
Antes que el tiempo se acuñara en días,
El mar, el siempre mar, ya estaba y era.
¿Quién es el mar? ¿Quién es aquel violento
Y antiguo ser que roe los pilares
De la tierra y es uno y muchos mares
Y abismo y resplandor y azar y viento?
Quien lo mira lo ve por vez primera,
Siempre. Con el asombro que las cosas
Elementales dejan, las hermosas
Tardes, la luna, el fuego de una hoguera.
¿Quién es el mar, quién soy? Lo sabré el día
Ulterior que sucede a la agonía.

El mar, Jorge Luis Borges.

( El otro, el mismo, 1964)

El tren por Chucalezna. Parte II: Los últimos trenes

El  siguiente poema de Néstor Groppa, es el mejor homenaje que hoy encuentro para acompañar el recuerdo de ese tren. Un bello poema…

Tren por Chucalezna. (Archivo Jorge A. Mendoza)

Tren por Chucalezna. (Archivo Jorge A. Mendoza)

LOS ÚLTIMOS TRENES

Por aquí pasaba, y todavía pasa

aunque cada vez menos,

“el tren del Norte”

que nos llevaba al Sur

y volvía

con nosotros y nuestro heredado

reloj de bolsillo

de segundero y tapas doradas a la nostalgia.

Por aquí se anunciaban con aviso de retorno

los trenes al ritmo folk de sus boogies

( faltan el blue del trompetista negro

y ” el adiós que siembra el tren “).

Por aquí, por este paso a nivel del Cruce Grande

con una alarma de super despertador

que el guardabarrera vigilaba y controlaba

prolijamente.

Cuántos años

de aquellos últimos trenes como impar transporte.

Cuántos años con la gente

durmiendo en los pasillos,

los camareros serviciales,

los aromas de los coches comedor con sus dos turnos

para almuerzo y cena

y muchos vecinos paseando los andenes de saludar

conversando,

despidiendo.

Imagen bella, muy bella como la de un circo

iluminado, eran las estaciones del tren.

Cuántos años con barajas también iluminadas

repartidas sobre una mesa del tiempo

en el que fue mano

y pie

chambón,

                     al final

                                     el tren.

Poema del querídisimo Néstor Groppa, en su obra

LUCERO DEL ALBA – ESTRELLA DEL PASTOR

esa fina luz de siempre tejida muy lejos

destejida del ángel de cada amanecer

Ed. Buenamontaña.

1º Edición.

2010.

Cara y contracara.

Me provocó una sonrisa el anverso del recorte del dario Pregón donde se hallaba publicado el poema de Ernestina Acosta –motivo de la entrada anterior de este blog–: una nota típica sobre la mayor pasión de los argentinos…

 

img367aimg369

Dos caras de una misma moneda…

La vida continúa…

Entradas relacionadas

En un recodo del paisaje, Jorge Mendoza ha muerto.

Jorge Mendoza falleció el 13 de mayo de 1973, en San Salvador de Jujuy, como consecuencia de un infarto.

Por lo que pude saber años más tarde, Jorge venía sometido a mucho estrés, como consecuencia del proyecto de ampliación del Taller de Chucalezna, la docencia, la familia y otras numerosas actividades. Asimismo, su alimentación durante años basada en comidas típicas de la región, muy calóricas y con alto porcentaje de grasas animales, deben haber jugado un papel importante para llegar a tan temprano desenlace. No faltó quien mencionara, aún sin tener evidencias, un nunca diagnosticado Mal de Chagas, enfermedad endémica de la región.

25 años después, al someterme yo a un chequeo médico, se encontró que mis niveles de colesterol eran altísimos. Luego de otros estudios me diagnosticaron Hipercolesteroleima Familiar. Con dieta, ejercicio físico y alguna que otra pastillita logré controlar la enfermedad (parece simple, pero los cambios de hábitos alimentarios y de ritmo de vida son muy difíciles de asimilar). La misma que seguramente fue la causa mediata en la muerte de mi padre, con apenas 38 años de edad.

Tras su fallecimiento, la escritora Ernestina Acosta le dedicó un poema que fue publicado en el Diario Pregón de Jujuy, el 1º de julio de 1973 que aquí posteo.

img367a

POEMA Nº TODO – Ernestina Acosta.

 Hoy me doy cuenta de que ya superé en edad a mi padre, aunque quizás por vivir la vida mucho menos intensamente que él…

¡Te admiro, viejo!